Audioclasica

14.XI.2011. Relación fructífera

CNDM Series 20/21. Temporada 2011/2012. Auditorio nacional. Sala de cámara14-XI-2011. Anton Webern: Seis bagatelas, op. 9; Alberto Posadas: La tentación de las sombras (estreno absoluto); Arnold Schönberg: Cuarteto de cuerda y soprano nº 2, op.10 .. CNDM Series 20/21. Temporada 2011/2012. Auditorio nacional. Sala de cámara   14-XI-2011. Anton Webern: Seis bagatelas, op. 9; Alberto Posadas: La tentación de las sombras (estreno absoluto); Arnold Schönberg: Cuarteto de cuerda y soprano nº 2, op.10 14-XI-2011. CAROLINE STEIN, SOPRANO. QUATOUR DIOTIMA Aforo: 692 Asistencia: 60%   Esperada visita la del prestigioso Cuarteto Diotima. La joven pero experimentada formación se presentaba en Madrid…

CNDM Series 20/21. Temporada 2011/2012. Auditorio nacional. Sala de cámara
14-XI-2011. Anton Webern: Seis bagatelas, op. 9; Alberto Posadas: La tentación de las sombras (estreno absoluto); Arnold Schönberg: Cuarteto de cuerda y soprano nº 2, op.10

..

MADRID 14 11 2011CNDM Series 20/21. Temporada 2011/2012. Auditorio nacional. Sala de cámara

 

14-XI-2011. Anton Webern: Seis bagatelas, op. 9; Alberto Posadas: La tentación de las sombras (estreno absoluto); Arnold Schönberg: Cuarteto de cuerda y soprano nº 2, op.10

14-XI-2011. CAROLINE STEIN, SOPRANO. QUATOUR DIOTIMA

Aforo: 692 Asistencia: 60%

 

Esperada visita la del prestigioso Cuarteto Diotima. La joven pero experimentada formación se presentaba en Madrid con su nueva integrante, la violinista Vanessa Szigeti. El aliciente principal de la cita estaba en Alberto Posadas, reciente –y merecido–Premio Nacional de Música.

Fruto de su excelente relación con el Diotima (galardonados con el Diapason d’or por el registro de Liturgia Fractal del sello Kairos) y como encargo del CNDM junto a Deutschlandradio Kultur, sumaba aquí un nuevo estreno, La tentación de las sombras, para soprano y cuarteto de cuerda. El prolífico compositor vallisoletano parece haberse distanciado del elemento matemático propio de su lenguaje adentrándose en una dimensión expresiva distinta –aún sin abandonar principios constructivos como el basado en el sistema Lindenmayer–.

Aquí todo el peso recae en una exigente parte vocal de marcado lirismo –quizá demasiado protagonista respecto de la parte instrumental– defendida por Caroline Stein de modo sobresaliente. Es obligado destacar la madurez interpretativa alcanzada por el conjunto en tan poco tiempo con la obra. Bochornoso que algunos ruidos de una parte del público –algo que ya no sorprende en este auditorio– obligaran a interrumpir ¡hasta tres veces! el comienzo de la interpretación. Análogas en planteamiento –y no casualmente– su obra estuvo flanqueada por creaciones pertenecientes al periodo inicial de la Segunda Escuela de Viena. Antecedieron las Seis bagatelas, op. 9 de Anton Webern, cinco minutos que supusieron toda una exhibición de precisión rítmica y tímbrica. En definitivo paralelismo se concluiría con el extenso Cuarteto de cuerda y soprano nº 2, op.10 de Arnold Schoenberg. Pese a cierta rigidez inicial, terminaron ofreciendo una versión de gran intensidad, liderada una vez más por el papel de la soprano alemana.  

 

Juan Manuel Rodríguez Amaro