Audioclasica

ROSSINI

PETITE MESSE SOLENNELLE Sheppard, Berkowitz, piano. Claudio Scimone, director. Ricciarelli, Zimmermann, Carreras, Ramey NEWTON CLASSICS 8802059 DDD CD1 39:35 CD2 44:55 1983 Sonido: **** / Valoración: **** Distribución: Cat Music   Reedición de la grabación de Erato con nombres protagonistas de la Rossini Renaissance que tuvo lugar desde finales de la década de 1970 y hasta la de 1990. Claudio Scimone, a punto de emprender la recuperación de óperas napolitanas en una serie histórica de grabaciones (Maometto II, Zelmira, Armida, Ermione) acierta la dirección de la versión primigenia para dos pianos y armonio. José Carreras no está excesivamente asociado al…

RossiniPETITE MESSE SOLENNELLE

Sheppard, Berkowitz, piano. Claudio Scimone, director. Ricciarelli, Zimmermann, Carreras, Ramey

NEWTON CLASSICS 8802059 DDD CD1 39:35 CD2 44:55 1983

Sonido: **** / Valoración: ****

Distribución: Cat Music

 

Reedición de la grabación de Erato con nombres protagonistas de la Rossini Renaissance que tuvo lugar desde finales de la década de 1970 y hasta la de 1990. Claudio Scimone, a punto de emprender la recuperación de óperas napolitanas en una serie histórica de grabaciones (Maometto II, Zelmira, Armida, Ermione) acierta la dirección de la versión primigenia para dos pianos y armonio.

José Carreras no está excesivamente asociado al de Pésaro, a pesar de algunos registros juveniles (Otello, Elisabetta regina d’Inghilterra), mientras que Katia Ricciarelli tuvo mayor fortuna con unos títulos (Donna del lago, Tancredi) que con otros (Gazza ladra, Semiramide). Ambos se benefician de las menores exigencias en materia de coloratura, y aunque los agudos del “Domine Deus” del catalán suenan más trabajosos por la frecuentación de repertorios más pesados, aún se impone la belleza del timbre, como en el caso de la italiana, que se evita precisamente el problema de las notas altas en el “Crucifixus”. Margarita Zimmermann fue muy criticada en sus aproximaciones a papeles de contralto (Calbo, Andrómaca) por su falta de adecuación, pero no desmerece como mezzo, aunque el trémolo moleste más o menos según los gustos en su interpretación del “Agnus Dei”. Samuel Ramey ha sido el gran bajo rossiniano del siglo XX y se impone, siempre referencial, con gran autoridad, vocal y estilística. La caja se completa, acertadamente, con la famosa plegaria “Dal tuo stellato soglio”, procedente de la integral de Mosè in Egitto con Scimone.

 

Raúl González Arévalo