Audioclasica

POULENC

DIÁLOGOS DE CARMELITAS  Bayerisches Staatorchester. Kent Nagano, director. Gritton, Brunet, Isokoski, Resmark BELAIR CLASSIQUES BAC061 DVD 152 MIN 2010 Subtítulos en inglés, francés, alemán, español NTSC 16:9 PCM 2.0 Dolby Digital 5.1 Imagen: **** / Valoración: **** Distribuidor: Harmonia Mundi       Tcherniakov se ha hecho un hueco por sus puestas en escena renovadoras e intemporales, sin miedo a la polémica. Como es habitual en él, nada recuerda el entorno original del libreto, no hay convento de hermanas carmelitas. En su lugar encontramos una casa transparente a modo de invernadero, en medio del escenario desnudo, que refleja perfectamente la…

D PoulencDIÁLOGOS DE CARMELITAS 

Bayerisches Staatorchester. Kent Nagano, director. Gritton, Brunet, Isokoski, Resmark

BELAIR CLASSIQUES BAC061 DVD 152 MIN 2010

Subtítulos en inglés, francés, alemán, español

NTSC 16:9 PCM 2.0 Dolby Digital 5.1

Imagen: **** / Valoración: ****

Distribuidor: Harmonia Mundi

 

 

 

Tcherniakov se ha hecho un hueco por sus puestas en escena renovadoras e intemporales, sin miedo a la polémica. Como es habitual en él, nada recuerda el entorno original del libreto, no hay convento de hermanas carmelitas. En su lugar encontramos una casa transparente a modo de invernadero, en medio del escenario desnudo, que refleja perfectamente la vida retirada, lejos del mundanal ruido, que llevan las religiosas.

Sin embargo, son personajes más vivos que la masa vulgar que en varias ocasiones invade el escenario, y los muros abiertos contienen más pasiones y pulsiones que el exterior, supuestamente más libre. La transposición funciona muy bien, salvo en el final: en vez de ser guillotinadas, Blanche salva a sus hermanas de morir asfixiadas antes de que la casa explote. Imperdonable la licencia al cambiar uno de los grandes momentos teatrales de la ópera del siglo XX por una alternativa tan banal. Musicalmente todo funciona a la perfección. Kent Nagano ya había dejado un testimonio referencial en vivo desde Lyon (Virgin Classics, 1991), con una dirección excelente. Ahora ofrece una visión más teatral, exaltando el dramatismo de la obra, aunque sin renunciar al lirismo de los interludios. En el excelente reparto destaca la fuerza que Sylvie Brunet imprime a la agonía insufrible de Madame de Croissy; Soile Isokoski retrata a la perfección la angustia de una Madame Lidoine fumadora compulsiva, y Susan Gritton es una Blanche más fuerte que neurótica.

  

Raúl González Arévalo