Audioclasica

MONTEVERDI

ARIE E LAMENTI Madrigali guerrieri et amorosi La Capella Reial de Catalunya. Jordi Savall, director.Montserrat Figueras, soprano.   Alia Vox AVSA9884 A+B DDD 2 CD 2011 Sonido: *** / Valoración: ** Distribuidor: Sonjade     La importancia que ha tenido la figura de Montserrat Figueras, en un país como es España, que siempre ha adolecido de una suma indiferencia por su propio pasado musical, queda fuera de toda duda.  Sin embargo, sus aptitudes como intérprete son harina de otro costal, ya que a sus limitaciones de fiato se añadían otras más subjetivas como su peculiar colocación de la voz y su…

A MonteverdiARIE E LAMENTI

Madrigali guerrieri et amorosi

La Capella Reial de Catalunya. Jordi Savall, director.Montserrat Figueras, soprano.

 

Alia Vox AVSA9884 A+B DDD 2 CD 2011

Sonido: ***Valoración: **

Distribuidor: Sonjade

 

 

La importancia que ha tenido la figura de Montserrat Figueras, en un país como es España, que siempre ha adolecido de una suma indiferencia por su propio pasado musical, queda fuera de toda duda. 

Sin embargo, sus aptitudes como intérprete son harina de otro costal, ya que a sus limitaciones de fiato se añadían otras más subjetivas como su peculiar colocación de la voz y su gusto ocasional por la exageración de la dicción de determinadas consonantes. Así, este doble CD que reúne los dos discos del grupo de Savall dedicados a los madrigales y obras a solo de Monteverdi, como puede entenderse, puede antojarse monótono y hasta árido para aquellos a los que no agrada la voz de Figueras, dado el protagonismo absoluto que ésta ostenta en el primer volumen “Arie e lamenti”. El Lamento de Ariadna deja un regusto a tedio dada la extrema lentitud y la impresión de que musical y textualmente no se dirige hacia ninguna parte. Aunque la parte instrumental fue y sigue siendo de un nivel excelente (pese a la consabida inclinación de Savall a llevar los tempi y las sonoridades hacia el límite de lo históricamente posible), la popularidad de Monteverdi en el mercado discográfico juega en contra de este registro, ya que son muchas y variadas las alternativas histórica y musicalmente más verosímiles e interesantes, como las de La Venexiana o Akademia. No hay más que comparar el vibrante comienzo que ofrece Akademia con la lenta y pesante entrada que sugiere Savall en Altri canti di Marte, o la escasez de emoción que transmite Figueras frente a la inolvidable lectura de La Venexiana en su triple CD del Ottavo libro dei madrigali, donde Claudio Cavina prescinde de la rigidez del tempo y el canto se mueve casi ad libitum y no a la mano, como el propio Monteverdi sugirió. Una interpretación correcta para la época, pero envejecida prematuramente y con difícil supervivencia en el cada vez más competitivo panoramo discográfico.

 

Jorge Martín Valle