Audioclasica

THE BINCHOIS CONSORT

MUSIC FOR HENRY V AND THE HOUSE OF LANCASTER Música para Enrique V y la casa de Lancaster The Binchois Consort. Andrew Kirkman, director Hyperion CDA67868 DDD CD 72:39 2011 Sonido: **** / Valoración: **** Distribuidor: Harmonia Mundi   El Binchois Consort retoma la música inglesa de mediados del siglo XV tras el disco dedicado a la anónima Missa Caput. Mientras Dufay asombraría a la historia con su “Nuper rosarum flores” con ocasión de la instauración de la Santa Maria dei Fiore de Florencia o el gigante “Ecclesiae militantis” dedicado a Eugenio IV, la realidad británica, mucho más discreta y…

B BinchoisConsortMUSIC FOR HENRY V AND THE HOUSE OF LANCASTER

Música para Enrique V y la casa de Lancaster

The Binchois Consort. Andrew Kirkman, director

Hyperion CDA67868 DDD CD 72:39 2011

Sonido: **** / Valoración: ****

Distribuidor: Harmonia Mundi

 

El Binchois Consort retoma la música inglesa de mediados del siglo XV tras el disco dedicado a la anónima Missa Caput. Mientras Dufay asombraría a la historia con su “Nuper rosarum flores” con ocasión de la instauración de la Santa Maria dei Fiore de Florencia o el gigante “Ecclesiae militantis” dedicado a Eugenio IV, la realidad británica, mucho más discreta y en cierto modo impermeable a la corriente europea, no contó con un Dufay, un Josquin, o incluso un Morales, de tal influencia histórica, después de Dunstable o antes de Tallis o Byrd.

A pesar de ello (o quizás precisamente debido a ello) la música inglesa reviste de un especial atractivo, ya que hasta el último tercio del siglo XVI siguió su propia evolución, con una fuerte pervivencia de la tradición medieval en su estilo. En este sentido la música contenida en este disco, a pesar de estar localizada en el centro del quattrocento, no resulta tan avanzada como la de Dufay, y puede considerarse aún más tardomedieval que renacentista temprana. La anónima Missa Quem malignus spiritus a cuatro voces, titulada así por el cantus firmus que vertebra la obra, constituye el plato fuerte de la grabación. La misa, con cinco movimientos, Kyrie incluido (al tratarse de una misa anterior a la reforma protestante anglicana, tradición que suprimiría el Kyrie polifónico al principio del ordinario) se acompaña de obras de Power (“Ave Regina caelorum” y “Gloriosae virginis”) o el más conocido “Ave Regina caelorum” de Walter Frye (grabado también por el Ferrara Ensemble en su disco dedicado a la misa Northerne Wyndedel mismo compositor), junto con algunos cantos en monodia como “Asperges me”, “Domine o Tota pulchra es”. Todo ello da como resultado un programa muy atractivo y variado, donde monodia y polifonía son interpretados a un gran nivel, como corresponde al Binchois Consort.

 

Jorge Martín Valle