Audioclasica

GILARDINO

20 ESTUDIOS FÁCILES Cristiano Porqueddu, guitarra BRILLIANT 9285 DDD 38:43, 2012 Sonido: *** / Valoración: *** Distribuidor: Cat Music    Después de la grabación de los sesenta “estudios de virtuosismo y transcendencia”, y del inspirado Concerto di Oliena, un disco vuelve a juntar a estos dos guitarristas. Uno, Angelo Gilardino, dedicado a la composición, y otro, Cristiano Porqueddu, erigido en máximo traductor de la obra de su paisano.  Y un disco que insiste en Estudios, género musical que puede parecer menor, y que nos parece de la máxima importancia, más para las seis cuerdas. Ello es porque no abunda la…

A Gilardino20 ESTUDIOS FÁCILES

Cristiano Porqueddu, guitarra

BRILLIANT 9285 DDD 38:43, 2012

Sonido: *** / Valoración: ***

Distribuidor: Cat Music 

 

Después de la grabación de los sesenta “estudios de virtuosismo y transcendencia”, y del inspirado Concerto di Oliena, un disco vuelve a juntar a estos dos guitarristas. Uno, Angelo Gilardino, dedicado a la composición, y otro, Cristiano Porqueddu, erigido en máximo traductor de la obra de su paisano. 

Y un disco que insiste en Estudios, género musical que puede parecer menor, y que nos parece de la máxima importancia, más para las seis cuerdas. Ello es porque no abunda la obra estrictamente pedagógica para el instrumento. Si Fernando Sor, Carcassi, Giuliani, Regondi, o Coste compusieron estudios a lo largo del siglo XIX que están todavía plenamente vigentes en los programas de estudio, los recuperadores del instrumento ya en el XX se afanaron a la tarea, aunque no mucho, destacando las obras didácticas en forma de estudios de Tárrega o Emilio Pujol. Ya en la segunda mitad del siglo aflora lo más granado de esta literatura, con los doce estudios de Villa-Lobos, los veinte de Leo Brower, otros tantos de la pareja Dodgson-Quine o los catorce de Máximo Diego Pujol. A ellos (siglo XXI) se suma con ahínco Angelo Gilardino, guitarrista también obviamente, aunque dedicado al instrumento en su faceta de compositor.

Cada estudio se acompaña de un título que da algo más de una pista del ambiente sonoro que se trata en él, o una evocación que lo sugiera. En la metodología de trabajo, pues, ha habido algo más que la pretensión de tratar un aspecto concreto de la técnica de modo puramente mecánico. Hay música en cada uno de ellos, construyendo miniaturas que pueden integrarse en el repertorio sin dificultad (nº 6: Noche; nº 12: Tropical: nº 13: Tombeau…). Por si fuera poco, un breve texto incluido en las notas marca esos aspectos puramente técnicos que se pretenden trabajar en cada pieza (como en los de Dodgson-Quine), acorde a su planteamiento didáctico, que además amplía su labor a otras cuestiones puramente musicales aplicadas a su tratamiento idiomático (el tres contra dos, por ejemplo en el estudio nº 18: Gitano).

Sobra decir que Porqueddu, que había mostrado la admirable paleta de recursos que posee en los discos anteriores, brilla con luz propia. Y también vamos a remarcar que es de los que se atreve a grabar estudios, pues además de los de su paisano, hizo lo propio en un registro anterior, también en Brilliant, con los otros veinte de Sor, paradigmáticos. Si estudian guitarra, si conocen a gente que la está estudiando, o que se dedica a la docencia, les recomiendo que compren disco y busquen las partituras. Será un regalo que les agradecerán.

Josemi Lorenzo Arribas