Audioclasica

10.VI.2013. Homenaje casi perfecto

    Opéra de Paris – Bastille 10-VI-2013 KRISTIN LEWIS, VIOLETA URMANA, PIOTR BECZALA, ILDAR ABDRAZAKOV, SOLISTAS. CORO (PATRICK MARIE AUBERT, DIRECTOR) y ORQUESTA DEL TEATRO. PHILIPPE JORDAN, Dirección musical.   Verdi: Messa da Requiem   Aforo: 2.700 Asistencia: 100% De todo lo ofrecido por la Opéra como homenaje a Verdi este concierto ha sido lo mejor. Jordan hizo una muy buena lectura de la obra aunque seguramente aún le queda por profundizar, pero fue claro y con tiempos justos aunque tal vez en más de un momento hubo más buen hacer que profundidad. La orquesta le respondió bien (salvo…


 

 

Opéra de Paris – Bastille

10-VI-2013

KRISTIN LEWIS, VIOLETA URMANA, PIOTR BECZALA, ILDAR ABDRAZAKOV, SOLISTAS. CORO (PATRICK MARIE AUBERT, DIRECTOR) y ORQUESTA DEL TEATRO. PHILIPPE JORDAN, Dirección musical.

 

Verdi: Messa da Requiem


 

Aforo: 2.700 Asistencia: 100%

De todo lo ofrecido por la Opéra como homenaje a Verdi este concierto ha sido lo mejor. Jordan hizo una muy buena lectura de la obra aunque seguramente aún le queda por profundizar, pero fue claro y con tiempos justos aunque tal vez en más de un momento hubo más buen hacer que profundidad. La orquesta le respondió bien (salvo un ocasional metal de lo que ninguna formación está a salvo) y el coro hizo su mejor labor hasta la fecha bajo la dirección de Aubert (ciertamente en el primer número hubo necesidad de llegar a ajustes, pero una vez logrados, todo se mantuvo en orden). Como se sabe, y más con este autor, sin un cuarteto solista compacto y sobresaliente, es difícil o imposible más bien lograr una versión ajustada. Los caballeros estuvieron sobresalientes, y es decir poco. A ambos los había escuchado antes y parecía difícil mejorar las respectivas prestaciones. Beczala ha estado ardiente sin exageraciones, no ha quebrado nunca su línea de canto y su centro sonaba más potente al tiempo que la expresividad se plegaba siempre a la musicalidad. Abdrazakov encontró aún más matices a su ‘Confutatis’ y lo mismo en sus otras intervenciones y eludió las cavernosidades y efectismos. Urmana parece comenzar a pensar en volver a su registro original de mezzo (que nunca debería haber abandonado) y salvo algún grave sin demasiado peso y un par de agudos ásperos parece en excelente forma para hacerlo. Estuvo exultante. Todo lo anterior faltó a Lewis, en una versión ‘encogida’, preocupada sólo de los agudos, con pianísimos metálicos y fijos, respiración adecuada a las necesidades de la artista pero no de la partitura, un grave natural pero engolado y un centro reducido. De fraseo no se puede hablar ya que poco se le entendió: una pena ya que con otra soprano esta habría sido una versión para atesorar. Gran éxito de un público atento que colmaba la sala.

Jorge Binaghi

Crédito: © Ivan Balderramo

Pie de foto: Violeta Urmana