Audioclasica

01.VII.2013. Sentido homenaje a Lorraine Hunt

    París. Théâtre des Champs Elysées 01-VII-2013 KARINE DESHAYES, ANNA STEPHANY, RENATA POKUPIC, Mezzosopranos. ORCHESTRA OF THE AGE OF ENLIGHTENMENT. WILLIAM CHRISTIE, Director.  Obras de Händel Aforo: 1.905 Asistencia: 99% La Orchestra of the Age of Enlightenment, bajo la luminosa dirección de William Christie, propuso un extraordinario concierto en homenaje a la célebre mezzo-soprano americana Lorraine Hunt. En programa, diferentes piezas orquestales y arias de óperas de Händel. El comienzo arrancó tímido y dubitativo –particularmente en el fugato de la segunda parte– con la Obertura de Giulio Cesare. Acto seguido, Karine Deshayes ofreció una lectura un tanto pobre del…


 

 

París. Théâtre des Champs Elysées

01-VII-2013

KARINE DESHAYES, ANNA STEPHANY, RENATA POKUPIC, Mezzosopranos. ORCHESTRA OF THE AGE OF ENLIGHTENMENT. WILLIAM CHRISTIE, Director. 

Obras de Händel


Aforo: 1.905 Asistencia: 99%

La Orchestra of the Age of Enlightenment, bajo la luminosa dirección de William Christie, propuso un extraordinario concierto en homenaje a la célebre mezzo-soprano americana Lorraine Hunt. En programa, diferentes piezas orquestales y arias de óperas de Händel.
El comienzo arrancó tímido y dubitativo –particularmente en el fugato de la segunda parte– con la Obertura de Giulio Cesare. Acto seguido, Karine Deshayes ofreció una lectura un tanto pobre del aria de Sesto “L´angue offeso mai riposa” de la misma ópera. Si bien hizo gala de su gusto por la inteligibilidad del texto y de su talento dramático, su voz se mostró desigual a lo largo de su tesitura. Sus agudos y graves resultaron sonoros y poderosos al contrario que su registro medio, débil y con menor proyección.
Anne Stephany por su parte interpretó con gracia y elegancia el aria de Irene de la ópera Teodora “Ah! Whither should we fly… as with Rosy steps the morn”. Hizo muestras de un hermoso fraseo que podría recordarnos el lirismo de una Françoise Pollet en sus mejores momentos. A la interpretación de Stephany le siguió un intermedio instrumental, el Concerto grosso, op. 6 nº 12, falto de dinamismo. Para concluir la primera parte, la última dama de la noche, Renata Pokupic, se sumó al conjunto para cantar el aria de Dejanira “Where shall I fly”, de la ópera Hércules. Su presencia escénica y su capacidad actoral causaron gran impresión en el público, pero su actuación puso en evidencia una voz pequeña y de escasa proyección, incapaz de transmitir los aspectos más dramáticos del texto.
El intermedio pareció dinamizar a los artistas. Así, la obertura Teodora sonó con gran abundancia de contrastes, destacando la elegante interpretación del oboe en la sección lenta de la pieza. El aria de Irene “Lord, to Thee each night and day” fue cantada notablemente por Stephany. En la sección central, la mezzo brilló por la elegancia de sus vocalizaciones y por el poder de sus graves. Renata Pokupic por su parte, brillaría también en “Dopo notte”, aria procedente de Ariodante. Su trabajo actoral y seguridad en el escenario conquistaron al auditorio. Tras el Concerto grosso, op. 3 nº 2 –más logrado que el de la primera parte– Deshayes recibió el caluroso aplauso del público en el aria de Sesto “Svegliatevi nel core” perteneciente a Giulio Cesare.
Ya fuera de programa, Christie propuso una pieza instrumental a la memoria de Lorraine Hunt, en una profunda y dolorosa interpretación de la agrupación inglesa.

Nicolas Deshoulières

Crédito: © Sylvain Mignot

Pie de foto: El director de orquesta William Christie