Audioclasica

10.XI.2013. Purcell parsifalizado

  MADRID. TEATRO REAL, TEMPORADA DE ÓPERA. 10-XI-2013   VINCE YI, JULIA BULLOCK, MARKUS BRUTSCHER, CHRISTOPHE DUMAUX, NADINE KOUTCHER. MUSICAETERNA. TEODOR CURRENTZIS, director.a Purcell: The Indian Queen   Aforo: 1.854 Asistencia: 99%     La Reina India (1695), como título póstumo e inconcluso de uno de los más grandes músicos de su época, tiene sin duda ingredientes suficientes para construir sobre él algún tipo de leyenda. También es cierto que la caótica naturaleza del género al que pertenece -la dramatick opera o semi-ópera, espectáculo teatral con extravagantes argumentos y números cantados interpolados-, unido a la mayor entidad musical y dramática…

1 Madrid Purcell

 

1 Madrid Purcell

MADRID. TEATRO REAL, TEMPORADA DE ÓPERA.


10-XI-2013

 

VINCE YI, JULIA BULLOCK, MARKUS BRUTSCHER, CHRISTOPHE DUMAUX, NADINE KOUTCHER. MUSICAETERNA. TEODOR CURRENTZIS, director.a

Purcell: The Indian Queen

 

Aforo: 1.854 Asistencia: 99%

 

 

La Reina India (1695), como título póstumo e inconcluso de uno de los más grandes músicos de su época, tiene sin duda ingredientes suficientes para construir sobre él algún tipo de leyenda. También es cierto que la caótica naturaleza del género al que pertenece -la dramatick opera o semi-ópera, espectáculo teatral con extravagantes argumentos y números cantados interpolados-, unido a la mayor entidad musical y dramática de otras obras de Purcell, han evitado la formación de ningún tipo de leyenda, más allá de la afirmación ocasional de algún gran intérprete acerca de la calidad estrictamente musical de la obra.

Es con estos mimbres con los que Peter Sellars ha ideado un espectáculo que trasciende ampliamente los livianos presupuestos exoticistas de la obra original, y para ello ha añadido al limitado acervo musical de la obra un buen número de himnos anglicanos y algunas songs procedentes de otras obras, todos ellos por supuesto de Purcell. Con ello ha trabado una eficaz excusa para plantear una reflexión acerca de las diferencias culturales entre los pueblos y el afán de dominación de los más fuertes sobre los más débiles, todo ello enhebrado por medio del improbable mestizaje -por apasionado y enfermizo- entre la reina india y el conquistador español, cuya supuesta profundidad queda del todo eclipsada -quizá para bien- por la exquisita escenografía con abstractas alusiones étnicas al subcontinente americano, y que en su conjunto sitúa en el nucleo del espectáculo a la soberbia música convocada para la ocasión.

Si algo me ha quedado claro tras la Yolanta de la temporada pasada y la Reina india de la presente es que Teodor Currentzis parece predestinado para dirigir Wagner -tendremos la ocasión de escucharle en su medio en el próximo Tristán-. En efecto, el afán “trascendentalizador” del director griego es más que notable, como lo es también su capacidad de implicar a los músicos -especialmente al coro- y planificar extáticos discursos. Su manejo de los pianissimi y su ralentización del tempo es capaz de operar auténtica magia con la música, aunque también debemos señalar que el abuso de las ralentizaciones restó dinamismo y variedad de registros a la parte musical.

A destacar entre los intérpretes la fantástica actuación de los conjuntos rusos -con mención especial al coro- y a los solistas vocales, entre los que destacaré la equilibrada interpretación -equilibrio con la emoción de un funambulista que avanza sosegadamente sobre la cuerda- de “Music for a while” a cargo de Christophe Dumaux.

 

 

Rafael Fernández de Larrinoa

Crédito @ Javier del Real