Audioclasica

22.XI.2013. Forza renovada

    Bilbao. Palacio Euskalduna. TEMPORADA DE LA ABAO 22-XI-2013 ARONICA, TAIGI, STOYANOV, ORLOV, IBARRA, DE SIMONE. ORCHESTRA DELL’OPERA DI PARMA. CORO DE ÓPERA DE BILBAO. IGNACIO GARCÍA, director de escena. PIETRO RIZZO, director musical. Giuseppe Verdi: La forza del destino Aforo: 2.124 Asistencia: 83%   La obra literaria que da soporte a esta ópera, Don Álvaro o la fuerza del sino, está considerada como el drama inaugural del teatro romántico español. Reúne todos los elementos que caracterizan ese periodo: amor, honor, venganza, religión, muerte, el héroe romántico y el destino. En este contexto Verdi encontró el terreno para distribuir el…


 

 

Bilbao. Palacio Euskalduna. TEMPORADA DE LA ABAO

22-XI-2013

ARONICA, TAIGI, STOYANOV, ORLOV, IBARRA, DE SIMONE. ORCHESTRA DELL’OPERA DI PARMA. CORO DE ÓPERA DE BILBAO. IGNACIO GARCÍA, director de escena. PIETRO RIZZO, director musical.

Giuseppe Verdi: La forza del destino

Aforo: 2.124 Asistencia: 83%

 

La obra literaria que da soporte a esta ópera, Don Álvaro o la fuerza del sino, está considerada como el drama inaugural del teatro romántico español. Reúne todos los elementos que caracterizan ese periodo: amor, honor, venganza, religión, muerte, el héroe romántico y el destino. En este contexto Verdi encontró el terreno para distribuir el canto y la acción dramática entre varios personajes de diferente escala social, creando un ambiente opresivo. Es aquí donde cobra sentido el planteamiento del director de escena, Ignacio García, trasladando la acción a la guerra civil española con toda su carga funesta y fratricida. Aprovechando los recursos que ofrece un moderno teatro de ópera como el Palacio Euskalduna, resultó muy acertada la división horizontal del escenario mostrando en el piso inferior un sórdido hospital de campaña, acentuando una de las consecuencias más nefastas del drama bélico. En toda representación con muchos personajes principales y en un contexto tan complejo, resulta fundamental que el reparto esté a la altura de las circunstancias, y así fue en esta ocasión. Chiara Taigi como Leonora dio una lección de canto, con un buen contrapunto en Roberto Aronica, su amado Don Álvaro, quizá con una emisión un poco dura en los momentos en que se requería un canto más ligado. Fueron muy aplaudidos todos papeles, Vladimir Stoyanov (Don Carlo di Vargas), Ievgen Orlov (Padre Guardiano y el Marqués de Calatrava), Ana Ibarra (Preziosilla), aunque hubo una especial ovación para Bruno de Simone que compuso un Fra Melitone para recordar. La larga lista de personajes se completa con Jon Plazaola, Marifé Nogales, David Aguayo y Fernando Latorre, no sin importancia en la representación, hecho bien reconocido por el público en sus respectivos saludos. Siempre es recomendable inclinarse sobre el foso para observar la configuración de la orquesta. En esta ocasión tuvimos la grata sorpresa de ver no pocas caras conocidas de importantes músicos locales, integrados para esta ocasión en la Orchestra dell’Opera di Parma. Con buen sonido y muy bien llevada por el Maestro Pietro Rizzo durante toda la representación, ofreció una versión cargada de tensión de la célebre obertura. Esta fue interpretada al inicio del segundo acto lo que sin duda destaca el carácter autónomo que adquirido en el repertorio sinfónico. El Coro de Ópera de Bilbao no cede un ápice de su calidad enfrentándose siempre con solvencia a cualquier reto. Destacar para finalizar que la producción corrió a cargo de ABAO que ha confeccionado los trajes reciclando viejos materiales de su fondo de armario, ejemplo a seguir en los tiempos que corren.

Daniel Garay

Crédito: ABAO-E. MORENO ESQUIBEL

Pie de foto: Un momento de la representación