Audioclasica

TAPEO BIBLIOGRÁFICO 2015

FÁTIMA GUTIÉRREZ Tristán e Isolda. De la leyenda celta al drama wagneriano. Ediciones Antígona. Madrid, 2015 (119 pp.) IBSN:978-84-15906-30-8Valoración: ** HECTOR BERLIOZ Las tertulias de la orquesta (ed. crítica de Enrique García Revilla). Ediciones Akal. Madrid, 2015 (317 pp.) IBSN: 978-84-460-4159-7Valoración: *** EDMOND VAN DER STRAETEN Carlos V músico. Editorial Trifladi. Madrid, 2015 (85 pp.) IBSN: 978-84-942054-3-9Valoración: * El año 2015 ha empezado con un considerable aluvión de novedades bibliográficas que participan de una diversidad que enriquece el campo musical aunque sin cubrir grandes lagunas endémicas. En las siguientes líneas se repasa de manera más informativa que crítica parte de esta cosecha que posee un carácter…

Portadas de librosFÁTIMA GUTIÉRREZ

Tristán e Isolda. De la leyenda celta al drama wagneriano. Ediciones Antígona. Madrid, 2015 (119 pp.) IBSN:978-84-15906-30-8
Valoración: **

HECTOR BERLIOZ

Las tertulias de la orquesta (ed. crítica de Enrique García Revilla). Ediciones Akal. Madrid, 2015 (317 pp.) IBSN: 978-84-460-4159-7
Valoración: ***

EDMOND VAN DER STRAETEN

Carlos V músico. Editorial Trifladi. Madrid, 2015 (85 pp.) IBSN: 978-84-942054-3-9
Valoración: *

El año 2015 ha empezado con un considerable aluvión de novedades bibliográficas que participan de una diversidad que enriquece el campo musical aunque sin cubrir grandes lagunas endémicas. En las siguientes líneas se repasa de manera más informativa que crítica parte de esta cosecha que posee un carácter eminentemente comercial y divulgativo. Los títulos combinan peculiaridad, lectura ocasional y recuperación histórica.

Tristán e Isolda

Tristán e Isolda. De la leyenda celta al drama wagneriano es un libro para wagnerianos y para amantes de la literatura comparada. La Fátima Gutiérrez comenta las raíces mítico-literarias a partir de las distintas narraciones de la historia clasificadas según versiones comunes (Béroul y Eilhard von Oberg) y cortesanas (Thomas d’Anglaterre y Gottfried von Strassburg). Con ello recorre las semejanzas y particularidades configurando una matriz básica y sustanciosa para entender los aportaciones wagnerianas al relato de Tristán e Isolda.

El ensayo es fluido y sintético, está bien documentado e incluye oportunas notas a pie de página. Se centra en algunos ejes y temas comentados comparativamente: el nacimiento de Tristán, el filtro de amor, el paisaje y el “locus amoenus”, la espada, la figura de Brangane, las dos Isoldas, etc. Concluye con un apartado sobre la obra de arte total con un acercamiento accesible a los preceptos teóricos de los ensayos Arte y Revolución, Ópera y drama. Además contextualiza el título operístico de Wagner y reafirma la tesis de Tristán e Isolda como trascendencia, como justificación del amor como medio, no como erotismo. Su lectura es ágil; la tipografía de letra, accesible; y la edición utilitaria aunque no todos los extractos de las fuentes y citas literales aparecen tabulados y destacados suficientemente más allá de la cursiva.

Berlioz en Akal

En segundo lugar cabe citar la edición crítica de Las tertulias de la orquesta (Les soirées de l’orchestre, revisión de 1854) de Hector Berlioz a cargo del especialista y músico Enrique García Revilla, autor también de La estética de Hector Berlioz a través de sus textos (PUV, 2013). Puede decirse que él ha aportado más al panorama editorial español entorno al compositor en los últimos tres años que el mercado en general en los tres últimos lustros (bicentenario del compositor incluido). Por otro lado hay que agradecer que empresas de la estructura de Akal últimamente apuesten por la autoría nacional en vez de abundar en traducciones –no menos necesarias también-.

Lo ofrecido, aunque no sea un libro de autor, es una traducción y adaptación que cubre un hueco significativo, casi inédito. Recuerde el lector que algunas de estas veladas aparecieron en el recopilatorio de textos (Viaje musical por Alemania e Italia, El director de orquesta y su arte, etc) que Victoria Llort Llopart confeccionó para la Editorial Tizona en 2005. Pero lo editado aquí tiene el carácter de integral de los textos que el compositor publicó en el Journal des débats, en la Revue et gazette musicale y en Voyage musical en Allemagne et en Italie.

La labor de García Revilla es muy explícita sobretodo en las notas a pie de página que configuran una guía de comprensión y matiz de las intenciones berliozianas. Lo expuesto por él en la introducción ya valdría como reseña por la claridad y síntesis de los ejes del contenido y su tratamiento. Por ello, más allá de los posibles detalles a exponer, lo importante es que el bibliófilo y el melómano tomen partido del libro y se adentren en la lectura de este volumen para descubrir la ironía, la fantasía, el sentido del humor y la hipérbole con que Berlioz viste las costumbres musicales de la época y el trasfondo musical. Quedará seducido por una narración literario-musical que va más allá de un distorsionado testimonio de época. La edición es elegante pero menos lujosa y más imperfecta de lo que caracteriza al sello madrileño. Por ejemplo, falta un índice onomástico, algo injustificable en obras con la proyección y el carácter de consulta como la presente.

Carlos V músico

Otra editorial pequeña incluye título musical en su catálogo: se trata de un opúsculo traducido y editado por Máximo Higuera Molero que ha añadido oportunas notas al pie de página, aunque pudiera haber rematado su tarea con un artículo introductorio sobre el autor, el contexto y el protagonista. La lectura se hace a vuelapluma y la edición es modesta aunque sin un índice onomástico.

Carlos V músico recoge la aportación del músico y crítico belga Edmond van der Straeten (1826-1895) en torno al monarca del Sacro Imperio Romano Germánico y su vínculo con la música. Una relación natural en la sociedad de la época, especialmente en estamentos de clase alta y en que numerosos monarcas destacaron (María Bárbara de Braganza, María Antonieta o Federico de Prusia, por citar algunos de los más relevantes). Éste es un documento histórico que debe relativizarse y considerarlo como una herramienta más al alcance del público español. Ello se debe a dos factores principalmente. El primero: las actualizadas investigaciones e historiografías musicales con carácter universal e hispánico en particular. El segundo: la prosopopeya romántica y su habitual expresión afectada con abundancia de adjetivos, interrogaciones retóricas y un tono absolutamente devoto, poco imparcial al referirse al protagonista a quien llega a referirse como “nuestro héroe”.

Pedanterías y manierismos de la época al margen, lo sugerente reside en el inciso sobre maestro Bredemers (Henri de Namur); en el consumo musical aparejado al desarrollo de virginales y espinetas; el sucinto comentario musical de la canción “Mille regretz” de Josquin des Prez que van Straeten atribuye al monarca; las referencias a las comitivas de recepción y el gusto por la vihuela o sus habilidades con el órgano, el clavicordio, la flauta y el laúd. Entre los datos sorprendentes cabe citar el agradecimiento a Francisco Asenjo Barbieri (pág. 45) por una información facilitada y la referencia a Mariano Soriano Fuertes.

Albert Ferrer i Flamarich

essay writing servicepay for essaybuy custom essays