Audioclasica

Alberto Ginastera: el estigma de la periferia

foto

En 2008 se cumplen 25 años del fallecimiento de Alberto Ginastera, uno de los compositores más fascinantes y desconocidos de todo el s. XX. Sin embargo, no es de esperar un aniversario repleto de fastos grandilocuentes, ciclos monográficos de conciertos o versiones completas de sus obras en disco (esa parece una prerrogatima exclusiva de compositores más universales y, generalmente, presentes en la otra vida desde hace más tiempo). Más bien al contrario, la obra de Ginastera quedará relegada probablemente a bises impactantes, intermedios exóticos y ciclos didácticos. Es decir, al espacio reducido y subordinado que ocupan los compositores de la…

fotoEn 2008 se cumplen 25 años del fallecimiento de Alberto Ginastera, uno de los compositores más fascinantes y desconocidos de todo el s. XX. Sin embargo, no es de esperar un aniversario repleto de fastos grandilocuentes, ciclos monográficos de conciertos o versiones completas de sus obras en disco (esa parece una prerrogatima exclusiva de compositores más universales y, generalmente, presentes en la otra vida desde hace más tiempo). Más bien al contrario, la obra de Ginastera quedará relegada probablemente a bises impactantes, intermedios exóticos y ciclos didácticos. Es decir, al espacio reducido y subordinado que ocupan los compositores de la periferia.

Así arrancaba un excepcional dossier deicado al compositor argentino -en en el aniversario de su muerte- redactado por nuestro colaborador Francisco Peralejo Masa en el número 136 de nuestra revista. Hoy, al hilo de la programación en el Teatro Real de Madrid de Bomarzo, su ópera más representativa, hemos considerado oportuno rescatar el documento en cuestión y añadir algo más de merecido protagonismo a uno de los grandes olvidados del s. XX.

Pincha aquí para acceder al pdf que contiene el artículo