Audioclasica

07-IX 2018 Una despedida para un nuevo comienzo

MADRID 30 años de danza – VICTOR ULLATE BALLET TEATROS DEL CANAL 2017/2018 VÍCTOR ULLATE, EDUARDO LAO, coreografía. PACO AZORÍN, escenografía. VÍCTOR ULLATE, EDUARDO LAO, PEDRO MORENO, ANNA GÜELL, KESO DEKKER, VICTORIO & LUCCHINO. EDUARDO LAO, iluminación, puesta en escena y creación de vídeo. MÚSICA: Carl Orff, Johann Sebastian Bach, Luis Delgado, Philip Glass, Rene Aubry, Jocelyn Pook, Mahabharata, Ethiopian Musicians, Hamza El Din, John Williams, Michael Stearns, Dead can Dance, Kodo, Max Richter, Ludwig van Beethoven, Leo Delibes, Ben Frost, Georges Bizet, Antonio Vivaldi, Arvo Pärt. Seguiriya, Samsara, Carmen, Coppélia, Voilà c’est ça, Tras el espejo, Burka, Wonderland, Arrayan…

© Raúl Montes

MADRID

30 años de danza – VICTOR ULLATE BALLET

TEATROS DEL CANAL 2017/2018

VÍCTOR ULLATE, EDUARDO LAO, coreografía. PACO AZORÍN, escenografía. VÍCTOR ULLATE, EDUARDO LAO, PEDRO MORENO, ANNA GÜELL, KESO DEKKER, VICTORIO & LUCCHINO. EDUARDO LAO, iluminación, puesta en escena y creación de vídeo.

MÚSICA: Carl Orff, Johann Sebastian Bach, Luis Delgado, Philip Glass, Rene Aubry, Jocelyn Pook, Mahabharata, Ethiopian Musicians, Hamza El Din, John Williams, Michael Stearns, Dead can Dance, Kodo, Max Richter, Ludwig van Beethoven, Leo Delibes, Ben Frost, Georges Bizet, Antonio Vivaldi, Arvo Pärt.

Seguiriya, Samsara, Carmen, Coppélia, Voilà c’est ça, Tras el espejo, Burka, Wonderland, Arrayan d’araxa… Fragmentos del pasado entrelazados en el escenario, como imágenes en movimiento, reconstruyendo los caminos de la memoria. Así se celebran los 30 años del Víctor Ullate Ballet, recuperando los instantes más representativos de su trayectoria, en un espectáculo variado y complejo que deja al espectador con ganas de seguir profundizando en la extensa producción de la compañía.

El talento y la dedicación de Víctor Ullate han marcado un antes y un después para la danza en España. Dice Ullate que su maestro, Maurice Béjart, le recomendó en sus comienzos explorar temáticas españolas para encontrar su propia personalidad como coreógrafo. Él lo tomó al pie de la letra y puso sobre el escenario la esencia de la geografía de nuestro país. Pero sobre ese escenario, no sólo podemos ver danza, raíces, y cuidados detalles escenográficos. Lo que verdaderamente caracteriza el trabajo del maestro zaragozano es su capacidad para sacar lo mejor de cada uno de los bailarines que conforman su compañía y su forma única de combinar la técnica y la naturalidad. Más allá, sus creaciones exploran las emociones de forma profunda, gracias al amplísimo repertorio de movimientos corporales y a la integración de elementos dancísticos y teatrales. Porque Víctor Ullate siempre tiene algo que decir, no baila por bailar: baila y crea para poder comunicar. Sus bailarines disfrutan, viven las coreografías. Y todo eso llega al público.

© Josep Aznar

El espectáculo 30 años de danza supone un punto de inflexión para el ballet, ya que con él, Eduardo Lao deja el testigo de la dirección artística a Lucía Lacarra, quién afrontará el reto de combinar su experiencia internacional con las fortalezas artísticas de la compañía. No es de extrañar que Víctor Ullate y Eduardo Lao hayan confiado en ella: en el escenario hipnotiza por la belleza de sus líneas, su equilibrio impecable y su conexión especial con las texturas musicales. En esta ocasión, acompañada en la mayoría de los pasos a dos por Josué Ullate, la bailarina de Zumaia interpretó cada uno de los papeles con una personalidad diferente, trazando con su cuerpo cada nota musical y emocional. Junto a ella, un excelente elenco de bailarines liderados por Cristian Oliveri dio vida al mudo coreográfico de Ullate, destacando Ming Kyung Lee por sus intervenciones en Burka y Mantones, Alejandro Sánchez por su trabajo en el paso a dos de Wonderland y Samsara, y Kana Nishiue por su dominio de los abanicos en el paso a tres de Samsara.

La representación fue recibida por el público con efusivos aplausos, que despidieron a los maestros Ullate y Lao con nostalgia y propiciaron una cálida bienvenida para la nueva directora artística. Así, esta despedida se convierte en el primer paso de una nueva etapa para el ballet madrileño, que sin duda seguirá siendo uno de los referentes de la danza en el panorama internacional.

Helena Melero

essay writing servicepay for essaybuy custom essays