Audioclasica

30-XI-2018 Otra rareza donizettiana

BÉRGAMO OPERA. TEATRO SOCIALE JESSICA PRATT, CARMELA REMIGIO, FRANCISCO BRITO, STEFAN POP, LORENZO BARBIERI y FEDERICA VITALI. ORQUESTA Y CORO DE LA DONIZETTI OPERA. RICCARDO FRIZZA: director musical. MARÍA PILAR PÉREZ ASPA: directora de escena Donizetti: Il castello di Kenilworth Aforo: 480. Asistencia: 95% El Festival de este año se compuso, además de conciertos y otras actividades, de dos óperas nada habituales. Esta, la más ‘madura’, de 1829, se estrenó en Nápoles, pero aunque tiene momentos indudablemente del maestro, aún es perceptible la huella de Rossini, además de en 1a música, en papeles importantes para dos tenores siguiendo el modelo…

© Gianfranco Rota. Escena final

BÉRGAMO

OPERA. TEATRO SOCIALE

JESSICA PRATT, CARMELA REMIGIO, FRANCISCO BRITO, STEFAN POP, LORENZO BARBIERI y FEDERICA VITALI. ORQUESTA Y CORO DE LA DONIZETTI OPERA. RICCARDO FRIZZA: director musical. MARÍA PILAR PÉREZ ASPA: directora de escena

Donizetti: Il castello di Kenilworth

Aforo: 480. Asistencia: 95%

El Festival de este año se compuso, además de conciertos y otras actividades, de dos óperas nada habituales. Esta, la más ‘madura’, de 1829, se estrenó en Nápoles, pero aunque tiene momentos indudablemente del maestro, aún es perceptible la huella de Rossini, además de en 1a música, en papeles importantes para dos tenores siguiendo el modelo de los roles creados por el pesarés para Nozzari y David con, por supuesto, una escritura similar. No creo que nunca vaya a integrarse en el repertorio por lo que es muy correcto que el Festival le haya dado una posibilidad, acrecentada por la acertada parte musical. La escénica fue olvidable, pero no molestó ni tampoco utilizó figurantes u objetos decorativos en demasía; los intentos de caracterización de los personajes, ya de por sí débiles y arquetípicos, en eso quedaron.

© Gianfranco Rota. Jessica Pratt

Frizza dirigió muy bien, y orquesta y coro (preparado por Fabio Tartari) le respondieron de manera impecable. Excelente fue Pratt, que en este tipo de papeles (aparte alguna nota grave ingrata) es una especialista y tiene pocas rivales. Su Elisabetta, primer intento de aproximación a la reina Tudor que tanto interesaría al autor, fue un auténtico placer  que empezó en el aria de salida y culminó en su gran escena final, y correcta como actriz. También como en esas otras óperas, hay sobre todo una coprotagonista, en este caso la rival Amelia (por casamiento secreto con el objeto del deseo de la reina), y Remigio lo hizo muy bien en todos los aspectos aunque la voz no es personal y empieza a sonar seca. Excelente su gran aria con acompañamiento de armónica de cristal.

© Gianfranco Rota. Carmela Remigio y Stefan Pop

El perverso Warney fue Pop, muy aplaudido. Tiene sin duda una voz importante y capacidad, pero su canto tiende a ser brusco y totalmente ‘forte’, y su capacidad de interpretación e intención es limitada. Brito fue un correcto Leicester, el objeto del amor de ambas mujeres, aunque ciertas notas denotaron inmadurez o limitación. Los dos secundarios resultaron adecuados y el público aplaudió algunas arias durante el espectáculo y con gran calor al final del mismo. El Teatro Sociale de la Ciudad Alta es tal vez algo pequeño, pero al menos una alternativo para el Donizetti de la Ciudad Baja, en obras de restauración desde el año pasado. El Festival está ganando en capacidad de garantizar buenos repartos y merece todo el apoyo. El año próximo se ofrecerán dos obras de la importancia de L’Ange de Nisida (primera representación escénica y primera ejecución en Italia) y Lucrezia Borgia, más Pietro il Grande.

Jorge Binaghi

essay writing servicepay for essaybuy custom essays