Audioclasica

15-XII-2018 Dos óperas sin nexo

BRESCIA OPERA. TEATRO GRANDE ANNA CATERINA ANTONACCI/ TERESA ROMANO, ANGELO VILLARI,MANSOO KIM, GIOVANNA LANZA, FRANCESCA DI SAURO. ORQUESTA ‘POMERIGGI MUSICALI’ DE MILÁN Y CORO OPERA LOMBARDIA. FRANCESCO CILLUFFO: director musical. EMMA DANTE: directora de escena Poulenc: La voix humaine. Mascagni: Cavalleria Rusticana Aforo: 970. Asistencia: 90% No hay que dar muchas vueltas para concluir que esta combinación es bastante improbable. Sin embargo ya se estableció así en la pasada temporada en Bolonia, donde nació este espectáculo. Curiosamente, con toda su relación con Sicilia y su capacidad, Dante no logró insuflar ni vida ni acento propio a la Cavalleria de Mascagni,…

© Favretto. Cavalleria Rusticana

BRESCIA

OPERA. TEATRO GRANDE

ANNA CATERINA ANTONACCI/ TERESA ROMANO, ANGELO VILLARI,MANSOO KIM, GIOVANNA LANZA, FRANCESCA DI SAURO. ORQUESTA ‘POMERIGGI MUSICALI’ DE MILÁN Y CORO OPERA LOMBARDIA. FRANCESCO CILLUFFO: director musical. EMMA DANTE: directora de escena

Poulenc: La voix humaine. Mascagni: Cavalleria Rusticana

Aforo: 970. Asistencia: 90%

No hay que dar muchas vueltas para concluir que esta combinación es bastante improbable. Sin embargo ya se estableció así en la pasada temporada en Bolonia, donde nació este espectáculo. Curiosamente, con toda su relación con Sicilia y su capacidad, Dante no logró insuflar ni vida ni acento propio a la Cavalleria de Mascagni, pese a alguna ‘originalidad’ como la del caballo de Alfio convertido en cuatro vivaces señoritas ligeras de ropa, un retablo del descendimiento de la cruz que retorna al final y que puede, tal vez, servir para Lucia, pero no para los demás (claro que en el texto Santuzza hace una comparación de sí misma con la Magdalena, pero parece un tanto traído por los cabellos), un fondo invariablemente negro a veces alegrado por unos abanicos de colores (brindis) o una especie de tiovivo (la procesión).

© Favretto. Anna Caterina Antonacci en La Voix Humaine de Poulenc

Mucho mejor fue su interpretación del  monodrama de Poulenc, donde la protagonista está recluida en un hospital (¿o manicomio?), sometida a tratamiento por médico y enfermeras poco simpáticos, hablando por teléfono sin ton ni son porque la línea está cortada, y sufriendo alucinaciones con su ex amante y la nueva pareja de éste. Antonacci, que es hoy ‘Elle’ por antonomasia, en este marco  consigue perfilar de otro modo el personaje siempre con su excelencia en el decir y cantar, su paleta infinita de matices y su gestualidad de gran trágica. En cambio, en la obra de Mascagni, aunque hay buenos elementos, nadie llega a un gran nivel. La mejor parece Romano por su material (color y caudal fantásticos), pero su agudo necesita aún un serio trabajo; no obstante esta Santuzza fue, junto con la Lucia de Lanza lo más conseguido. Villari es muy buen cantante, tiene buena voz, pero parece bastante apático tanto en su fraseo como en su interpretación de Turiddu. Kim (Alfio) es un barítono coreano más, pero no de los de más voz, o más oscura. Di Sauro (Lola) parece una cantante muy joven y prometedora, pero aún un tanto inmadura. El coro en esta obra lo hizo muy bien, preparado por Diego Maccagnola, y la orquesta hizo un buen trabajo técnico, pero la lectura de Cilluffo fue agobiante y desconcertante en Poulenc (como si fuera de la escuela de Viena), y pesada y a ratos inerte en Mascagni. Mucho público presente en esta clausura de la temporada en el bellísimo Teatro Grande y éxito garantizado para los dos títulos.

Jorge Binaghi

essay writing servicepay for essaybuy custom essays