Audioclasica

19-XII-2018 Con brio e divertente!

BARCELONA Gran Teatre del Liceu. Temporada 2018-2019 BEAUMONT, ORFILA, ROCHA, ESTEVE. ORQUESTRA SIMFÒNICA I COR DEL GRAN TEATRE DEL LICEU. RICCARDO FRIZZA, dirección musical. VITTORIO BORRELLI, dirección escénica. CLAUDIA BOASSO, escenografía. SANTUZZA CALÌ, vestuario. Gioachino Rossini: L’italiana in Algeri Aforo: 2286 Asistencia: 90% Inmejorable elección la del título previo al período navideño en la temporada liceísta: L’italiana in Algeri, con puesta en escena traída desde la ópera turinesa y que proponía un entramado de celosías, arcos de herradura y estructuras móviles para recrear las estancias palaciegas de un Argel colorido, de guardarropía exótica más próxima al orientalismo romántico francés de…

© A. Bofill. Final del Acto I

BARCELONA

Gran Teatre del Liceu. Temporada 2018-2019

BEAUMONT, ORFILA, ROCHA, ESTEVE. ORQUESTRA SIMFÒNICA I COR DEL GRAN TEATRE DEL LICEU. RICCARDO FRIZZA, dirección musical. VITTORIO BORRELLI, dirección escénica. CLAUDIA BOASSO, escenografía. SANTUZZA CALÌ, vestuario.

Gioachino Rossini: L’italiana in Algeri

Aforo: 2286 Asistencia: 90%

Inmejorable elección la del título previo al período navideño en la temporada liceísta: L’italiana in Algeri, con puesta en escena traída desde la ópera turinesa y que proponía un entramado de celosías, arcos de herradura y estructuras móviles para recrear las estancias palaciegas de un Argel colorido, de guardarropía exótica más próxima al orientalismo romántico francés de mediados del siglo XIX que al momento de escritura de la ópera. Sin abusar de gags forzados ni elementos de atrezzo contemporáneos –el propio argumento y libreto de la obra de Rossini se bastan con creces para despertar la sonrisa–, Borrelli firmó un movimiento y ocupación escénicos del todo naturales, con iluminación y vestuario muy logrados y algunos episodios brillantes, como la espléndida confusión del finale del acto primero, la conversión en spa de los baños argelinos, el subrayado bufonesco de todo el tramo final, ambientado en una trattoria avant la lettre o la imagen, tomada de Delacroix, que dominaba la interpretación de “Pensa alla patria”.

© A. Bofill. Acto I Beaumont y Esteve

© A. Bofill. Acto II. Beaumont y Orfila

Debutaba en el segundo reparto como lírico Lindoro el tenor uruguayo Edgardo Rocha, quien defendió con brío la cabaletta de “Languir per una bella” y formó sólida pareja con la astuta Isabella de Maite Beaumont, cálida en el legato y de voz carnal y oscura que no impidió la precisa colocación de los pasajes de coloratura. Junto a ellos, con suprema claridad de dicción, la poderosa recreación de Mustafá por Simón Orfila, magnífico en “Già d’insolito ardore nel petto” y en todo el segundo acto, y el competente Taddeo de Manel Esteve, que aprovechó su divertida escena de investidura como Kaimakán; e igualmente apropiados Sara Blanch, penetrante y atolondrada Elvira, Toni Marsol como Haly y la Zulma de Lidia Vinyes-Curtis, que consolidó la favorable impresión causada el pasado mes de octubre en I Puritani.

© A. Bofill. Acto I Rocha y Marsol

Un aplauso convencido y prolongado saludó la actuación del elenco vocal y la buena prestación del coro masculino y de la orquesta, todos bajo la dirección de Riccardo Frizza, quien supo transmitir a la formación sinfónica liceísta, donde sobresalieron las maderas en sus partes obligadas, elegancia en el fraseo y articulación incisiva, así como vivacidad expresiva en la concertación de los números de conjunto –así, el finale del acto primero, el quinteto “Ti presento di mia man” o el tercero “Pappataci”– y en los recitativos acompañados.

Germán Gan Quesada

essay writing servicepay for essaybuy custom essays