Audioclasica

23-I-2019 Buen inicio de travesía

BARCELONA Palau de la Música Catalana. Intèrprets Catalans. Petit Palau QUARTET GERHARD Obras de W. A. Mozart, J. M. Guix y J. Brahms. Propina: F. Mompou, “Cançó”, Cançó i dansa n. 9 (arr. Jesús Miralles). Aforo: 583 Asistencia: 55% En poco menos de una década, el Quartet Gerhard se ha consolidado como una de las formaciones camerísticas de mayor relieve en nuestro país; y aunque su trayectoria discográfica y concertística se haya abierto ya a horizontes internacionales, no por ello olvida sus orígenes barceloneses. Prueba de ello, la actuación con que inauguraba su presencia continuada en el Palau de la…

© ACN

BARCELONA

Palau de la Música Catalana. Intèrprets Catalans. Petit Palau

QUARTET GERHARD

Obras de W. A. Mozart, J. M. Guix y J. Brahms. Propina: F. Mompou, “Cançó”, Cançó i dansa n. 9 (arr. Jesús Miralles).

Aforo: 583 Asistencia: 55%

En poco menos de una década, el Quartet Gerhard se ha consolidado como una de las formaciones camerísticas de mayor relieve en nuestro país; y aunque su trayectoria discográfica y concertística se haya abierto ya a horizontes internacionales, no por ello olvida sus orígenes barceloneses. Prueba de ello, la actuación con que inauguraba su presencia continuada en el Palau de la Música Catalana: dos conciertos en cada una de las próximas tres temporadas, en que servirán como hilo conductor los “cuartetos Haydn” de Mozart.

En esta ocasión, el sonido compacto de la formación, aquejado de cierta timidez en el registro grave, y su discurso natural y expresivo se pusieron al servicio del mozartiano Cuarteto de cuerda n. 15 KV 421 para abrir el programa. La claridad de texturas del segundo tema y la adecuada tensión del desarrollo del “Allegro moderato”, el control del fraseo en el “Andante” y el espíritu contrastante del “Menuetto” fueron notas destacadas de una versión que en el “Allegretto ma non troppo” conclusivo solventó algunos escollos momentáneos, como la confusa inquietud de la segunda variación o el impreciso ajuste de la coda.

Tras la página del compositor salzburgués, el Quartet Gerhard interpretó con convicción los breves Three haikus for String Quartet (2016), del compositor residente este curso en el Palau, Josep Maria Guix, quien combina en ellos, con mesura e interés discontinuo, el aroma modal debussysta y la calidez melódico del movimiento intermedio con la indagación en la fragilidad sonora (pizzicati, armónicos) de la primera pieza y el carácter scherzante de efectos percutivos e inestabilidad cromática del último haiku.

Y, para concluir con aplauso notable y merecido, el segundo de los cuartetos de la op. 51 de Brahms: la fluidez de cambios de carácter y tempi del primer movimiento y el amplio cantabile de las secciones extremas del “Andante moderato” condujeron a un “Quasi moderato” de lograda articulación y a un “Finale” robusto y de enfáticos ataques, plenamente en espíritu romántico, si bien con aún mejorable transición a la coda. Buen comienzo, en resumen, del recorrido trienal del Quartet Gerhard en el Palau, cuyas sucesivas escalas aguardamos con impaciencia.

Germán Gan Quesada

essay writing servicepay for essaybuy custom essays