Audioclasica

29-V-2019 Büchner y la ópera

VIENA TEMPORADA OPERA. STAATSOPER TOMASZ KONIECZNY, BENJAMIN BURNS, OLGA BESZMERTNA, MICHAEL LAURENZ, THOMAS EBENSTEIN, WOLFGANG BANKL, SZILVIA VÖRÖS, ILDIKO RAIMONDI. CORO Y ORQUESTA DEL TEATRO. JOSEF ERNST KÖPLINGER: dirección escénica. MICHAEL BODER: director musical G.Von Einem: La muerte de Danton Aforo:1.709. Asistencia: 90% Georg Büchner murió con sólo veinticuatro años, pero dejó obras teatrales importantes, dos de las cuales sirvieron de base para el más famoso Wozzeck de Alban Berg y el menos popular Dantons Tod (La muerte de Danton) de 1947, de Gottfried von Einem, compositor austríaco fallecido en 1996. Se trata de un autor ecléctico que se mostró…

© Wiener Staatsoper. Konieczny, Brunz y Laurenz

VIENA

TEMPORADA OPERA. STAATSOPER

TOMASZ KONIECZNY, BENJAMIN BURNS, OLGA BESZMERTNA, MICHAEL LAURENZ, THOMAS EBENSTEIN, WOLFGANG BANKL, SZILVIA VÖRÖS, ILDIKO RAIMONDI. CORO Y ORQUESTA DEL TEATRO. JOSEF ERNST KÖPLINGER: dirección escénica. MICHAEL BODER: director musical

G.Von Einem: La muerte de Danton

Aforo:1.709. Asistencia: 90%

Georg Büchner murió con sólo veinticuatro años, pero dejó obras teatrales importantes, dos de las cuales sirvieron de base para el más famoso Wozzeck de Alban Berg y el menos popular Dantons Tod (La muerte de Danton) de 1947, de Gottfried von Einem, compositor austríaco fallecido en 1996. Se trata de un autor ecléctico que se mostró interesado particularmente por el teatro musical (óperas y ballets), pero ligado siempre a la tonalidad como había hecho su maestro en tiempos lejanos, Paul Hindemith. El libreto es una versión de Büchner llevada a cabo por el mismo autor y Boris Blacher. ¿Por qué Danton decidió quedarse y no huir de su destino? ¿Cuáles eran las intenciones de Robespierre? Diría yo que las respuestas no son clarísimas y que si Büchner era un contestario que luchaba por la libertad y los derechos lo que de él extrae von Einem para su libreto no parece muy alejado de Andrea Chénier de Giordano en cuanto al juicio que parece merecer la revolución francesa (el grito final de  Lucile, ‘¡Viva el rey!’, que sin duda se refiere a una situación personal de la pobre mujer enloquecida no deja, al menos aquí, demasiadas dudas).

© Wiener Staatsoper. Konieczny

La ópera es breve (hora y media), y sin intervalos, como ha sido el caso en esta ocasión, causa impresión; sin embargo, el interés dramático sólo crece a partir del momento del juico hasta el final mientras la primera parte resulta más bien expositiva y fragmentaria salvo algún momento del coro (un par de escenas) y la intervención al principio de Robespierre. El montaje de Köpplinger (responsable asimismo de la iluminación) utiliza una escena única de Rainer Sinell con oportunos cambios y añadidos mientra el vestuario corresponde a Alfred Mayerhofer. Para algunos momentos del coro, muy importante (dirigido esta vez por Martin Schebesta) existen movimientos coreográficos creados por Ricarda Regina Ludigkeit. Una puesta en escena vinculada a la época y adecuada si bien esas personas que de golpe se detienen no sirven para mucho. Los personajes mejor delineados por la música son el del protagonista (un Konieczny con mucha voz pero cada vez más engolada y poco bella, muy vigoroso como intérprete), Robespierre (un buen ‘cameo’ de Ebenstein), Camille Desmoulins (que funciona como deuteragonista junto con su esposa Lucile), interpretado por Bruns, que canta bien pero con voz más de característico que de verdadero tenor lírico. Entre los personajes femeninos, más bien episódicos, sobresale la Lucile de Beszmertna, una voz importante pero opaca y correcta actriz en tanto que en roles más pequeños se desempeñan muy bien Raimondi (una señora) y la Julie (esposa de Danton) de Vörös. Interesante el joven bajo Peter Kellner (Saint-Just), pero la parte es muy breve como para hacerse  una idea más acabada. Una palabra aún para el buen trabajo de Bankl (Simon) y la voz tenoril de Wolfram Igor Derntl en los dos brevísimos papeles de un joven y el primer verdugo. Dirigía bien, pero siempre un tanto fuerte,  Boder, particularmente adecuado para este repertorio.

Jorge  Binaghi

essay writing servicepay for essaybuy custom essays