Audioclasica

DESCUBIERTO EN TOTANA (MURCIA) UN MANUSCRITO DEL SIGLO XVIII CON UNA TREINTENA DE OBRAS DE POLIFONÍA SACRA

Presentación en el Congreso Internacional de Música Medieval y Renacentista de Basilea (Suiza) Las obras serán interpretadas por el grupo vocal Cantoría y el Ensemble ECOS en el Festival Internacional de Música Antigua de Sierra Espuña El pasado 3 de julio se presentó en el Congreso Internacional de Música Medieval y Renacentista de Basilea (Suiza) el manuscrito del siglo XVIII hallado en la Iglesia de Santiago el Mayor de Totana y que ha sido restaurado en el taller del Archivo regional. Jorge Losana, director del grupo Cantoría y del Festival Internacional de Música Antigua de Sierra Espuña, descubridor del manuscrito…

© Emilio Ros Fábregas

Presentación en el Congreso Internacional de Música Medieval y Renacentista de Basilea (Suiza)

Las obras serán interpretadas por el grupo vocal Cantoría y el Ensemble ECOS en el Festival Internacional de Música Antigua de Sierra Espuña

El pasado 3 de julio se presentó en el Congreso Internacional de Música Medieval y Renacentista de Basilea (Suiza) el manuscrito del siglo XVIII hallado en la Iglesia de Santiago el Mayor de Totana y que ha sido restaurado en el taller del Archivo regional.

Jorge Losana, director del grupo Cantoría y del Festival Internacional de Música Antigua de Sierra Espuña, descubridor del manuscrito en el verano de 2017, y Emilio Ros-Fábregas, musicólogo investigador del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), son los encargados de la presentación del hallazgo en el Congreso que tendrá lugar en Basilea del 3 al 6 de julio.

El manuscrito consta de una treintena de obras musicales de polifonía sacra, entre las que se encuentran motetes, salmos de para vísperas y dos misas. Las obras tienen la disposición habitual de los libros de coro del Renacimiento, donde cada parte está escrita separadamente de las demás en una esquina de la hoja, con las voces agudas (cantus y tenor) en la parte izquierda y las partes graves (altus y bassus) en la página derecha. Por su tamaño, el documento podría haber sido usado como libro de facistol, unas partituras de gran tamaño legibles a distancia por todo el grupo de cantores e instrumentistas (ministriles), con las que se interpretaba el canto llano y la polifonía durante las celebraciones litúrgicas.

En sus páginas conviven obras de posible procedencia valenciana con otras composiciones de autores del entorno de Sevilla, Córdoba y Granada. Recoge motetes y salmos de Francisco Guerrero, Ceballos, Santos de Aliseda, Tornel y Magister Pontac y otras pequeñas piezas anónimas, además de siete salmos y nueve versiones de magnificats de Juan Navarro.

Entre todas las obras del documento destaca por relevancia científica uno de los salmos: el Beatus vir, atribuido a Ceballos, que no había sido localizada hasta ahora por ningún científico. Es posible, por tanto, que se trate de una partitura que había estado perdida durante siglos y que únicamente se encuentra en el Manuscrito de Totana.

El grupo Cantoría y el Ensemble ECOS, dirigidos por Jorge Losana, interpretarán las obras más significativas del manuscrito en el Festival Internacional de Música Antigua de Sierra Espuña, que se celebra este mes de julio. Desde el Taller de Músicas Históricas de la Universidad de Murcia, se desarrollará un programa de actividades divulgativas que sirvan para dar a conocer este descubrimiento, que incrementa el enorme patrimonio documental de la música renacentista hispánica.

El grupo Cantoría

essay writing servicepay for essaybuy custom essays