Audioclasica

15-VII-2019 Decidida Desdémona

MUNICH NATIONALTHEATER/BAYERISCHE  STAATSOPER ZORAN TODOROVICH, ANJA HARTEROS, GERALD FINLEY, EVAN LEROY JOHNSON. ORQUESTA Y CORO DE LA OPERA DEL ESTADO DE BAVIERA. AMÉLIE NIERMEYER: directora de escena. KIRILL PETRENKO: director musical Verdi: Otello Aforo: 2100. Asistencia: 100% Imposible seguir en su totalidad el gran Festival veraniego en Múnich. Me ha vuelto a tocar (como siempre aquí) otra de las cancelaciones exprés de Jonas Kaufmann (había cantado la primera función, además de haber concluido la grabación del mismo título. Al parecer se le produjo una infección). Es claro que no es fácil así encontrar un tenor disponible, y menos para una…

© W. Hoesl. Otello: Jonas Kaufmann (Otello), Gerald Finley (Jago), Anja Harteros (Desdemona)

MUNICH

NATIONALTHEATER/BAYERISCHE  STAATSOPER

ZORAN TODOROVICH, ANJA HARTEROS, GERALD FINLEY, EVAN LEROY JOHNSON. ORQUESTA Y CORO DE LA OPERA DEL ESTADO DE BAVIERA. AMÉLIE NIERMEYER: directora de escena. KIRILL PETRENKO: director musical

Verdi: Otello

Aforo: 2100. Asistencia: 100%

Imposible seguir en su totalidad el gran Festival veraniego en Múnich. Me ha vuelto a tocar (como siempre aquí) otra de las cancelaciones exprés de Jonas Kaufmann (había cantado la primera función, además de haber concluido la grabación del mismo título. Al parecer se le produjo una infección). Es claro que no es fácil así encontrar un tenor disponible, y menos para una parte tan onerosa. Como otras veces llegó Todorovich. Dado que salvó la representación sólo diré que su desempeño fue más que insuficiente.

© W. Hoesl.
Otello: Evan LeRoy Johnson (Cassio), Gerald Finley (Jago)

Para los demás responsables, sólo elogios. Salvo una excepción para algunos momentos de la nueva producción dirigida por Niermeyer, que si tiene el mérito de poner el foco sobre Desdémona y dar una imagen turbadora de Yago no debió hacer del protagonista casi un títere ni forzar algunas de las clarísimas indicaciones del texto. En conjunto, no obstante, se trata de un espectáculo de veras intenso y tal vez se pueda pasar por alto todo (mas no la interpretación que propone de Otello). Feos los trajes de Annelies Vanlaere (salvo los de Desdémona, pero la pobre Emilia no se justifica ni siquiera con el cambio –inútil- de época de los decorados de Christian Schmidt).

Petrenko es ya reconocido como el gran maestro que es. Desde la tempestad inicial a los acordes finales se ha mostrado a la altura de su reputación. Tiempos precisos, vehementes pero jamás precipitados, con una atmósfera de tragedia que se percibe incluso en algunas frases del gran dúo de amor, y una relación privilegiada con el escenario y una orquesta que interpreta exactamente cada una de sus indicaciones. Memorable. Muy bien el coro preparado por Stellario Fagone (quizás algo ásperas a veces las voces masculinas).

© W. Hoesl.
Otello: Anja Harteros (Desdemona), Jonas Kaufmann (Otello)

Extraordinarios la Harteros y Finley. Ella fue una protagonista ideal desde cualquier punto de vista, dueña y señora de su voz y artista fuera de lo común. Él, también vestido de modo inadecuado, fue una encarnación excepcional del espíritu del mal con un fraseo de suprema inteligencia, buena voz si no la más bella, y una interpretación dramática de poner en pie al teatro.

Bien, aunque obviamente no a este nivel, todos los demás, en particular el Cassio de  LeRoy Johnson, la Emilia de Rachel Wilson, el Lodovico de Bálint Szabó y el Rodrigo de Galeano Salas. Dignos también de elogio Milan Siljanov (Montano) y el joven Markus Suihkonen (un heraldo). Naturalmente entradas agotadas y muchísimos aplausos.

Jorge  Binaghi

essay writing servicepay for essaybuy custom essays