Audioclasica

José Escandell, embajador de la música española en Hispanoamérica

Por Daniel Martínez Babiloni Fecha de publicación: julio de 2019 José Escandell es un director de orquesta valenciano, curtido en la ópera y en los circuitos europeos. Tiene a gala llevar la música española allá donde va; en el Auditorio Fundadores de Medellín (Antioquía, Colombia) interpretará obras de Juan Crisóstomo de Arriaga al frente de la Orquesta Sinfónica de la Universidad EAFIT (18 de julio de 2019). Éste es un conjunto creado en el año 2000 que se nutre de la red de escuelas de música que existe en la ciudad y sirve de plataforma profesional a muchos músicos internacionales.…

José Escandell. Créditos: José Escandell.

Por Daniel Martínez Babiloni

Fecha de publicación: julio de 2019

José Escandell es un director de orquesta valenciano, curtido en la ópera y en los circuitos europeos. Tiene a gala llevar la música española allá donde va; en el Auditorio Fundadores de Medellín (Antioquía, Colombia) interpretará obras de Juan Crisóstomo de Arriaga al frente de la Orquesta Sinfónica de la Universidad EAFIT (18 de julio de 2019). Éste es un conjunto creado en el año 2000 que se nutre de la red de escuelas de música que existe en la ciudad y sirve de plataforma profesional a muchos músicos internacionales.

Daniel Martínez Babiloni. Tal vez sea más famoso “El Sistema” venezolano por la visibilidad de figuras que copan puestos en orquestas de todo el mundo, pero en Colombia también funciona una red de escuelas de música similar. ¿Conoce su funcionamiento? ¿Qué le parece?

José Escandell. Sí. En Medellín concretamente creo que cuentan con 27 escuelas. Buscan utilizar la música como una herramienta para imaginar, relatar y transformar la diversidad de universos de cada niño y adolescente. Utilizan metodologías basadas en proyectos y un modelo pedagógico basado en tres referentes: la pedagogía social, la pedagogía crítica y las pedagogías afectivas. Todo lo que sea desarrollar las cualidades y formación humana a través de la cultura y el arte me parece una idea fantástica.

D.M.B. Por este motivo, ¿es singular la Orquesta Sinfónica de la Universidad EAFIT?

J.E. Efectivamente. La creación de esta orquesta tiene como objetivo satisfacer la necesidad cultural de la ciudad de Medellín con una programación estable, aunque también quiere dar respuesta a los estudiantes de música de la Universidad que necesitan un espacio para sus prácticas orquestales, así como servir de trampolín para los músicos egresados de la red de escuelas que quieran dedicarse profesionalmente a la música. Esta es una orquesta profesional con un gran abanico de edades.

D.M.B. La orquesta, y con ella la Universidad, declaran que pretenden contribuir desde la cultura, desde la música, al autorreconocimiento colectivo, a la libertad y, en resumen, a hacer patria. ¿Podemos sacar aquí algún aprendizaje de estas premisas?

J.E. Creo que es un buen cimiento para construir una orquesta. Los valores siempre son esenciales en cualquier ámbito de la vida.

D.M.B. Además, su cometido social es importantísimo…

J.E. Por descontado. En estos países la música juega un papel especialmente [recalca esta palabra] importante y necesario para la integración de algunos jóvenes, por las características políticas y sociales con las que tienen que convivir.

Cartel del concierto en el Auditorio Fundadores de Medellín (Antioquía, Colombia), 18 de julio de 2019. Orquesta Sinfónica de la Universidad EAFIT. José Escandell, director.

D.M.B. Pasemos a hablar del programa. La primera parte del concierto que dirigirá está formada por dos obras de Juan Crisóstomo de Arriaga: Los esclavos felices y Sinfonía para Gran Orquesta, ¿cuál es el motivo de esta elección?

J.E. Siempre que tengo oportunidad de hacer de embajador de la música española, con la que me identifico tanto, lo hago. En este caso a la Maestra Cecilia Espinosa [directora titular de la Orquesta Sinfónica de la Universidad EAFIT] le pareció fantástica la propuesta de hacer Arriaga, un repertorio desconocido para ellos e interesante de descubrir.

D.M.B. Y completa con la Sinfonía nº 2 en re mayor, opus 73, de Johannes Brahms…

J.E. Las sinfonías de Brahms para mí muestran una expresión de tristeza y ternura al mismo tiempo y qué decir de la gran riqueza armónica, su gran sonoridad y sus ritmos y motivos populares. Toda su música es un tributo al buen gusto.

D.M.B. ¿Con qué repertorio se siente más cómodo a la hora de dirigir?

J.E. El repertorio con el que más cómodo me siento es el lírico, ya que mi formación como director de orquesta se ha centrado mucho en la ópera. Evidentemente, el repertorio sinfónico también me apasiona, mi formación operística me ha ayudado a disfrutarlo mucho más. No podría especificar con qué compositores me encuentro más cómodo, cada uno tiene su propia esencia y es maravilloso descubrirla estudiando y entregándote al máximo en sus composiciones.

José Escandell. Créditos: José Escandell.

D.M.B. ¿Cuáles son las batutas que le han influenciado?

J.E. Con las que me he formado está en mis inicios el Maestro [Francisco] Hernández Guirado quien me despertó el gusto y la sensibilidad a este bello arte y con el que he tenido una formación sólida en el mundo de la dirección y composición es con el Maestro [José] Collado con quien estuve aprendiendo hasta sus últimos días.

Hoy en día me apoyo y admiro mucho en el Maestro italiano Marco Guidarini, un gran director de orquesta.

Evidentemente, no puedo olvidar a mis referentes, entre tantos, Claudio Abbado y Carlos Kleiber.

D.M.B. ¿Qué es lo que más le ha marcado de sus estancias en orquestas europeas?

J.E. Sobre todo la diversidad de ideas, pensamientos, actitudes… Cada orquesta es un mundo y es importante intentar conectar con ellas desde el primer momento que se sube al podio.

D.M.B. A este respecto, se ha alabado su capacidad de comunicación con el músico; ¿qué opina?

J.E. No puedo negar que me agrada que me digas eso. La verdad es que en todas las orquestas que he dirigido he intentado adaptarme a sus circunstancias particulares y hábitos y sobre todo respetado a todos y cada uno de los músicos en todo momento. Musicalmente les exijo lo máximo e intento sacar lo mejor de ellos, pero siempre sin perder las formas. Es muy importante el respeto mutuo.

D.M.B. Y, ¿cómo intenta llegar al público?

J.E. Es importante saber dónde vas y cuál es el tipo de público que tienes, para ofrecerles lo que más les guste, quizá parezca una tontería pero es un aspecto a analizar antes de ofrecer una programación. Ellos son a quienes va destinada nuestra música y tenemos que conseguir que les llegue al alma, si no la magia de la música se rompe. Es muy importante que después de un concierto el público no se haya quedado indiferente.

D.M.B. Su relación con la Orquestra de Cambra de l’Empordà es estrecha. ¿Cómo es trabajar con sus músicos?

J.E. Mi relación con esta orquesta se remonta al año 97, cuando realicé mi primer concierto con ellos. Trabajar con estos músicos ha sido una experiencia fabulosa. Tienen un altísimo nivel artístico y una gran responsabilidad, por lo que facilitan mucho el trabajo al director, y más cuando apenas tienes un par de día para montar un concierto.

Ahora hace unos años que no les dirijo porque están realizando un espectáculo “Concerto a tempo d’umore” (por cierto, de mucha calidad y muy divertido) y no tienen previsto hacer de momento otros repertorios.

D.M.B. Háblenos, por favor, sus proyectos más cercanos.

J.E. De momento estoy pendiente de confirmar en breve fechas en varias orquestas de Perú , México y Ecuador para 2020 y también un proyecto de lírica en Antioquía, pero de éste todavía no puedo decir nada más.

Para más información pueden visitar la página web del director: http://www.joseescandell.com/

essay writing servicepay for essaybuy custom essays