Audioclasica

02-VIII-2019 Ópera al aire libre

MATERA VERONICA SIMEONI,ROBERTO ARONICA, GEORGE GAGNIDZE, AGOSTINA SMIMMERO, LEYLA MARTINUCCI. CORO Y OARQUESTA DEL TEATRO SAN CARLO DE NÁPOLES. GIORGIO BARBERIO CORSETTI: dirección escénica. JURAJ VALCUHA: director musical  Mascagni: Cavalleria rusticana  Aforo: 1000. Asistencia: 100%  Entre los tantísimos acontecimientos que sirven de marco a la designación de Matera como capital de la cultura europea 2019 ha habido dos representaciones de la obra maestra de Mascagni al aire libre (en la Piazza S.Pietro Caveoso, o sea en uno de los célebres ‘Sassi’ de la ciudad) precedida por un prólogo sobre los siete pecados capitalistas (‘espectáculo itinerante con la participación de la…

© Fondazione Matera Basilicata 2019

MATERA

VERONICA SIMEONI,ROBERTO ARONICA, GEORGE GAGNIDZE, AGOSTINA SMIMMERO, LEYLA MARTINUCCI. CORO Y OARQUESTA DEL TEATRO SAN CARLO DE NÁPOLES. GIORGIO BARBERIO CORSETTI: dirección escénica. JURAJ VALCUHA: director musical 

Mascagni: Cavalleria rusticana 

Aforo: 1000. Asistencia: 100% 

Entre los tantísimos acontecimientos que sirven de marco a la designación de Matera como capital de la cultura europea 2019 ha habido dos representaciones de la obra maestra de Mascagni al aire libre (en la Piazza S.Pietro Caveoso, o sea en uno de los célebres ‘Sassi’ de la ciudad) precedida por un prólogo sobre los siete pecados capitalistas (‘espectáculo itinerante con la participación de la gente del lugar’ que partió dos horas y pico antes de la Piazza San Pietro Barisano –en el otro ‘Sasso’) que se volverán a encontrar en la representación, presidida por un ángel y un diablo que habrán guiado antes la ‘procesión’ entre los varios pecadosi, una propuesta de Barberio Corsetti que, para la ópera (decorados de Massimo Troncanetti, vestuario de Francesco Esposito –terribles los de los protagonistas masculinos-, iluminación de Marco Giusti y video –proyectado sobre la roca que rodea la plaza- de Igor Renzetti y Lorenzo Bruno, en el que hay de todo, pero lo mejor son las caras de los artistas en primer plano), ha elegido movimientos más bien tradicionales o normales (lástima de la pausa interminable después del famoso ‘intermezzo’para el cambio de decorado.

© Fondazione Matera Basilicata 2019. Imagen del prólogo

El público que siguió la representación de pie aplaudió entre orgulloso y satisfecho. El aspecto musical habría resultado mejor si la amplificación hubiera funcionado al menos discretamente (quien cargó más con las consecuencias fue el tenor). También la labor de la orquesta (una buena formación) podría haber salido beneficiado, aunque ya así la interpretación del maestro Valcuha fue notable. Muy bien también el coro del San Carlo (además del de los ciudadanos de Matera que antes se habían lucido en el prólogo, cuyo aspecto más interesante había sido precisamente la música) preparado por Gea Garatti Ansini. En el escenario estaba el mismo reparto de las recientes funciones en el San Carlo, completamente italiano salvo por el Alfio de Gaagnidze en un papel que parece hecho a su medida y por tanto muy bueno. Bien la Lola de Martinucci (prometedora) y la mamma Lucia de Smimmero, un nombre que suena cada vez más en los teatros de la península.

© Fondazione Matera Basilicata 2019

Naturalmente Cavalleria requiere dos protagonistas de primer nivel y –megafonía aparte- los tuvo en las voces y la expresividad de Aronica (un Turiddu muy humano en sus defectos, pero también muy ardiente) y Simenoni, excelente Santuzza que, según algunos, era demasiado ‘educada’ y hasta demasiado ‘musical’, dos observaciones que comparto si se las entiende en sentido positivo. La protagonista no es  una furia que dispara como un cañón y se destroza pecho y voz procurando obtener graves cavernosos (al margen del hecho de que la señora Simeoni había cantado por primera vez esta parte justamente en las representaciones napolitanas mencionadas).

Jorge  Binaghi

essay writing servicepay for essaybuy custom essays