Audioclasica

DISCANTUS

DISCANTUS Campus Stellae Discantus. Brigitte Lesne, directora   Opus 111 PSO30-390 DDD 1994 Sonido: *** / Valoración: **** Distribución: Diverdi   Constituyó en su momento el único disco calixtino interpretado exclusivamente por mujeres, diez cantantes, lo que ofrecía un color y una textura realmente distinta al resto de registros.  Una solución, sin duda, tan válida como la contraria. La propuesta articulada por Brigitte Lesne unió el repertorio compostelano al de San Marcial de Limoges, una idea muy buena por el estrecho vínculo que une ambos corpora, inmediatamente anteriores a la Escuela de Notre-Dame, y por romper la habitual tendencia a…

figura2DISCANTUS

Campus Stellae

Discantus. Brigitte Lesne, directora

 

Opus 111 PSO30-390 DDD 1994

Sonido: *** / Valoración: ****

Distribución: Diverdi



 

Constituyó en su momento el único disco calixtino interpretado exclusivamente por mujeres, diez cantantes, lo que ofrecía un color y una textura realmente distinta al resto de registros. 

Una solución, sin duda, tan válida como la contraria. La propuesta articulada por Brigitte Lesne unió el repertorio compostelano al de San Marcial de Limoges, una idea muy buena por el estrecho vínculo que une ambos corpora, inmediatamente anteriores a la Escuela de Notre-Dame, y por romper la habitual tendencia a maridar las piezas calixtinas únicamente con presunto repertorio “de peregrinación” (desde 1971, con la Escolanía y Capilla Musical de la Abadía del Valle de los Caídos, pasando por el Studio der frühen Musik, 1973; New London Consort, 1991; Ensemble für frühe Musik Augsburg, 2003; The Monteverdi Choir, 2006; hasta el reciente del Spielleyt y Early Music Freiburg en 2010, por ejemplo), aunque realmente la presunción hay que achacársela a la música del propio Códice, que no parece referirse en ningún momento al Camino, salvo en la pieza “Dum pater familias”, última de las copiadas y con otra notación, realmente extraña y desvinculada del resto del repertorio por diversas razones. Es cierto que no es la mejor grabación de Discantus, porque la interpretación es áulica, lineal, llegando a la monotonía en ocasiones, aunque resulta correcta y proporcionada, y con las mismas reconocemos que está dirigido con el rigor y profesionalidad de que Brigitte Lesne lleva haciendo gala varias décadas. Las notas al programa son de Marie-Noël Colette, coautora junto a la propia Lesne de las transcripciones musicales utilizadas. Una década más tarde, volverían al Códice, esta vez con un disco monográfico (Compostelle. Le Chant de l’Étoile, Jade, 301 654 2), más ajustado, pero no tan referencial como en su momento fue la iniciativa reseñada, a pesar de alguna duda fonética, detalle achacable a casi todos los grupos, por otra parte. Es el único grupo que hasta ahora ha dedicado dos monográficos al Calixtino, otro dato a tener en cuenta tratando de su discografía.

 

Josemi Lorenzo Arribas