Audioclasica

7.XI.2011. Necesario rescate

.. Palau 100. Temporada 11/12. Palau de la Música catalana   7-XI-2011. Obras de Carl Maria von Weber, Robert Gerhard y Robert Schumann Propinas. Tárrega/ Ricci: Recuerdos de la Alhambra. Mozart: “Finale. Presto”, Sinfonía n. 35 “Haffner” KV 385. 7-XI-2011. REAL FILHARMONÍA DE GALICIA. JACK LIEBECK, VIOLÍN. ANTONI ROS MARBÀ, DIRECTOR. Aforo: 2.000 Asistencia: 59%   Encomiable la vitalidad y precisión que derrocha Antoni Ros Marbà, aquilatando de sobra tanto su conocimiento del repertorio –dirigió de memoria las dos composiciones románticas incluidas en el programa– como esa generosidad de gesto expresivo que, ya en el comienzo con la obertura del…

..

BARCELONA 07 11 2011

Palau 100. Temporada 11/12. Palau de la Música catalana

 

7-XI-2011. Obras de Carl Maria von Weber, Robert Gerhard y Robert Schumann

Propinas. Tárrega/ Ricci: Recuerdos de la Alhambra. Mozart: “Finale. Presto”, Sinfonía n. 35 “Haffner” KV 385.

7-XI-2011. REAL FILHARMONÍA DE GALICIA. JACK LIEBECK, VIOLÍN. ANTONI ROS MARBÀ, DIRECTOR.

Aforo: 2.000 Asistencia: 59%

 

Encomiable la vitalidad y precisión que derrocha Antoni Ros Marbà, aquilatando de sobra tanto su conocimiento del repertorio –dirigió de memoria las dos composiciones románticas incluidas en el programa– como esa generosidad de gesto expresivo que, ya en el comienzo con la obertura del Oberon de Weber, y pese a los problemas de afinación en el viento, se mostró rotunda en tempo y carácter, escorada hacia lo dramático y con amplitud evidente en su segunda sección.

 No anda tan sobrada la música española de obras de la envergadura del Concierto para violín y orquesta de Gerhard como para desdeñar su más asidua programación; la alianza entre el modelo del concierto de Berg y el sabor hispánico de la conclusión (Allegro con brio-Presto) brinda momentos de enorme dramatismo y de misterio tímbrico eficaz, que el público del Palau valoró en una versión expansiva, necesitada de trabajo en la claridad sinfónica y con un Jack Liebeck de sonido poderoso, no del todo limpio en el registro agudo, y capaz de solventar la peligrosa cadenza del primer movimiento.

Para completar la velada, la Sinfonía n. 1 “Primavera”, op. 38, de Schumann: el carácter pesante de su scherzo es leve reproche compensado por la exactitud en la exposición del Allegro molto vivace, el mejor empaste de la cuerda (Larghetto) y el acento justo y vértigo final en el Allegro animato e grazioso –más “grazioso” que “animato”–, cuyo espectacular cierre condujo de modo natural al aplauso convencido y a la vivaz propina mozartiana.

 

Germán Gan Quesada