Audioclasica

ARIANNA SAVALL

UN CAMINO DE SANTIAGO Ensemble La Fenice. Jean Tubéry, director. Arianna Savall, soprano y arpa RICERCAR RIC312 DDD 63:40 2011 Sonido: **** / Valoración: *** Distribuidor: Diverdi   Muchos son los discos articulados en torno al Camino de Santiago, cuando realmente ni tienen que ver con la peregrinación ni con el culto al Apóstol. En este caso, que el protagonista sea el siglo XVII marca ya una diferencia con respecto a los discos dedicados presuntamente al “Camino”, en su casi totalidad con repertorio medieval, como si sólo se hubiera peregrinado entre los siglos XII y XIV, fechas marcadas por dos…

B0002AriannaUN CAMINO DE SANTIAGO

Ensemble La Fenice. Jean Tubéry, director. Arianna Savall, soprano y arpa

RICERCAR RIC312 DDD 63:40 2011

Sonido: **** / Valoración: ***

Distribuidor: Diverdi

 

Muchos son los discos articulados en torno al Camino de Santiago, cuando realmente ni tienen que ver con la peregrinación ni con el culto al Apóstol. En este caso, que el protagonista sea el siglo XVII marca ya una diferencia con respecto a los discos dedicados presuntamente al “Camino”, en su casi totalidad con repertorio medieval, como si sólo se hubiera peregrinado entre los siglos XII y XIV, fechas marcadas por dos códices musicales vinculados a dos santuarios: el Calixtino (¡ay!) y el Llibre Vermell.

En este caso, se monta un atractivo programa anudado en torno al célebre mapa de 1648 que detalla varias rutas europeas de peregrinación hacia Compostela, y se recrean piezas de las zonas que, desde Francia, atraviesa la ruta, poco grabadas, algo que se agradece de verdad, con varias perlas de inspiración.

Por ceñirnos a la parte hispana, además de interesantes anónimos de marcado carácter popular (De cor, de boux celebrats o Gaita española), asoma Selma y Salaverde, Bertolomeu de Olagüe, Francisco Escalada, Soler y piezas en castellano de Falconiero, Moulinié y Bataille. El disco privilegia los contrastes entre estribillos plenos de instrumentos y estrofas con acompañamiento más discreto. Hay espacio para el lucimiento de La Fenice, ensemble que lidera este producto bajo la dirección de Jean Tubéry, pero campea la voz de Arianna Savall aunque a ella no se supedite todo el disco, con coloratura y dicción que nos recuerda a la de su madre, Montserrat Figueras. En resumen, un registro muy amable, un “menú de peregrino” bien aliñado, aunque con excesivos ingredientes, preparación que gustará más o menos, dependiendo de cada cual.

 

Josemi Lorenzo Arribas