Audioclasica

VILLA-ROJO

MÚSICA PARA VIOLONCHELO Asier Polo, violonchelo. Amair Zipitria, Gerardo López Laguna, piano NAXOS 8.572564 DDD 69:15 2009 Sonido: *** / Valoración: ** Distribuidor: Ferysa   En esta nueva entrega que dedica Naxos a la música de Jesús Villa-Rojo, alcanzando ya el tercer volumen, es el generoso sonido de Asier Polo protagonista en una muestra que –si no reveladora de la amplitud e interés del catálogo del compositor– sí lo es de su producción más reciente, estudiada en los últimos años por Noelia Ordiz. ¿Cómo caracterizaríamos este estilo último? Tal vez por el reencuentro con inquietudes expresivas más inmediatas (Oración serena,…

Villa-RojoMÚSICA PARA VIOLONCHELO

Asier Polo, violonchelo. Amair Zipitria, Gerardo López Laguna, piano

NAXOS 8.572564 DDD 69:15 2009

Sonido: *** / Valoración: **

Distribuidor: Ferysa

 

En esta nueva entrega que dedica Naxos a la música de Jesús Villa-Rojo, alcanzando ya el tercer volumen, es el generoso sonido de Asier Polo protagonista en una muestra que –si no reveladora de la amplitud e interés del catálogo del compositor– sí lo es de su producción más reciente, estudiada en los últimos años por Noelia Ordiz. ¿Cómo caracterizaríamos este estilo último?

Tal vez por el reencuentro con inquietudes expresivas más inmediatas (Oración serena, 2004), por encima de la exploración de los recursos técnicos del instrumento, caso de la extensa suite Expresiones, fechada el mismo año y que funda sus siete movimientos en versos de San Juan de la Cruz, así como por la búsqueda de nuevas posibilidades de desarrollo de obras anteriores, como Lamento (versión B), de 2008, que reelabora una composición de 1989 visitando los extremos de registro del violonchelo –en cuatro pistas pregrabadas– en oposición a la condición rítmica y al grano de voz singular de la voz de Rafael Romero “El Gallina” en una emocionante debla.

Y con no disimulada nostalgia hacia formas clásicas, moderadamente reinterpretadas: así, la Sonata 2, para violonchelo y piano, escrita en 2009, muestra ecos de Shostakovich en el tratamiento tonal y claro pensamiento bitemático en el scherzante “Allegro impetuoso” inicial, dotado de una extensa cadenza solista, acota el espacio lírico en la cantilena del “Lento” central, con la inclusión de inflexiones microtonales, y se permite una mayor fragmentación temática en el conclusivo “Allegro scherzando”. Parece evidente, cierta intención de síntesis y repliegue en la madurez del compositor de Brihuega: seguiremos, pues, a la escucha…

 

Germán Gan Quesada