Audioclasica

CARLOS BONELL

  MAGICAL MISTERY GUITAR TOUR Carlos Bonell, guitarra ALTO DYCD2 DDD 57:33 2011 Sonido: **** / Valoración: **** Distribuidor: Diverdi       Nadie se plantea si le gusta Josquin cuando escucha una intabulación a la vihuela o al laúd, Mudarra o Capirola de alguna de sus chansons. Más bien quiere oír al sevillano o al italiano. Pero en el caso que nos ocupa, ¿queremos escuchar versiones de los Beatles, o al superlativo Carlos Bonell? Imagino que para los fans de los de Liverpool imperará el interés primero, y para quienes estos no sean santo de su devoción (me incluyo),…

 

B CarlosBonellMAGICAL MISTERY GUITAR TOUR

Carlos Bonell, guitarra

ALTO DYCD2 DDD 57:33 2011

Sonido: **** / Valoración: ****

Distribuidor: Diverdi

 

 

 

Nadie se plantea si le gusta Josquin cuando escucha una intabulación a la vihuela o al laúd, Mudarra o Capirola de alguna de sus chansons. Más bien quiere oír al sevillano o al italiano. Pero en el caso que nos ocupa, ¿queremos escuchar versiones de los Beatles, o al superlativo Carlos Bonell?

Imagino que para los fans de los de Liverpool imperará el interés primero, y para quienes estos no sean santo de su devoción (me incluyo), lo segundo. Este debate debe ceder a lo que realmente importa aquí: la filigrana que el guitarrista londinense de origen español ha realizado con este disco de versiones de los Beatles, y sin red. Porque solas las seis cuerdas se baten en el reto, y van cayendo “Here Comes the Sun”, “Penny Lane”, “Yesterday”… hasta quince. Después del exitoso disco versionando a los Queen con orquesta, Bonell demuestra dominio del instrumento, de su idiomatismo y recursos con estas versiones también de autoría propia. No se busca la transcripción, sino la recreación, como lo sabían los músicos antiguos, y lo de menos acaba siendo la autoría original cuando el producto ofrece tantos pluses y tan significativos. Si los rockeros tomaron tanta inspiración de los “clásicos” y tocan con orquestas sinfónicas… este es parte del viaje de vuelta. Estólido pensar dónde hay que encasillar el disco. Que lo hagan los comerciantes que lo han de disponer en un anaquel. Es música excelsa, la haga Apocalyptica, Pat Metheny, o este extraordinario guitarrista. Como antes hicieron otros con las canciones de moda, y hoy son intocables: Mudarra lo hubiera hecho, o Capirola. Hoy aquellos se llaman Carlos Bonell.

 

Josemi Lorenzo Arribas