Audioclasica

JOSÉ LUIS RUÍZ DEL PUERTO

FEDERICO GARCÍA LORCA La mirada contemporánea Obras de Falla, Marco, Calandín, Sanz-Burguete, Artero, Pérez Maseda, Cruz de Castro y Roncero  José Luis Ruíz del Puerto, guitarra La Mà de Guido-Ars Harmonica AH222 60:48 DDD 2011 Sonido: *** / Valoración: *** Distribuidor: Diverdi   No abundan los registros dedicados a la creación española actual para guitarra, y aún menos los servidos con la plena suficiencia y limpieza de ataque que muestra Ruiz del Puerto en esta entrega: ya conocido por su grabación de la obra escrita para su instrumento por Asíns Arbó (Columna Música), el guitarrista cordobés toma el relevo de…

A RuizPuertoFEDERICO GARCÍA LORCA

La mirada contemporánea

Obras de Falla, Marco, Calandín, Sanz-Burguete, Artero, Pérez Maseda, Cruz de Castro y Roncero

 José Luis Ruíz del Puerto, guitarra

La Mà de Guido-Ars Harmonica AH222 60:48 DDD 2011

Sonido: *** / Valoración: ***

Distribuidor: Diverdi

 

No abundan los registros dedicados a la creación española actual para guitarra, y aún menos los servidos con la plena suficiencia y limpieza de ataque que muestra Ruiz del Puerto en esta entrega: ya conocido por su grabación de la obra escrita para su instrumento por Asíns Arbó (Columna Música), el guitarrista cordobés toma el relevo de la benemérita labor de Gabriel Estarellas o Eugenio Tobalina con esta selección de obras que lleva ahora al disco en La Mà de Guido.

Y no es, pese a su inclusión como pórtico, el Homenaje pour le tombeau de Debussy falliano el modelo predominante, si bien el argumento lorquiano que da continuidad al programa explica sobradamente la presencia del compositor gaditano; la expansión paulatina, por momentos agresiva, del lenguaje de primera vanguardia para la guitarra –pensemos en las aportaciones de Ohana, Henze, Brouwer e incluso Lachenmann (Salut für Caudwell) o, entre nosotros, Sánchez-Verdú (Tres caprichos)– se dan cita en las aportaciones de Pérez Maseda (Alquitara, 1991/92) y Enrique Sanz-Burguete (Acusmática, 1988), de interesante exploración armónica.

De Tomás Marco, uno de los compositores de su generación más asiduos en la escritura guitarrística, se nos ofrecen cuatro de sus Tarots (1991), caracterizados por el fundamento en ostinati rítmicos, a manera de motto perpetuo (“La Force”, “Le Fou”), y por un moderno interés melódico (“La Justice”), antes de abordar la serie de encargos que el propio guitarrista cordobés formuló en 1998 con motivo del centenario del nacimiento de García Lorca.

Bien de apariencia más tradicional (Cruz de Castro, dos Preludios lorquianos; Roncero, Elegía y danza), bien de plena conciencia renovadora, como en el caso de la fragilidad tímbrica y los nuevos modos de ataque predominantes en Teoría del jardinero inmóvil, de Juan Manuel Artero, y en los Simbolismos. Seis poemas nocturnos, de Emilio Calandín, aforismos que se mueven entre la sugerencia poética (“Camino”, “Noche”), la violencia expresiva (“El grito”) y la estilización rítmica (“Danza”), Ruiz del Puerto se desenvuelve con acierto y dibuja horizontes de notable interés en un territorio muy necesitado de “miradas contemporáneas” de esta naturaleza.

 

Germán Gan Quesada