Audioclasica

DUO BILITIS

L’HEURE ESPAGNOLE Música para dos harpas y voz Eva Tebbe, arpa. Ekaterina Levental, mezzosoprano y arpa Brilliant 9210 DDD 60:11 2010 Sonido: *** / Valoración: **** Distribuidor: Cat Music   De vez en cuando los sellos económicos como Brilliant nos ofrecen, a precio de caña y tapa, propuestas interesantes que nos acercan al repertorio más trillado desde otra mirada. En este caso, bajo el oportuno título de L’heure Espagnole, el dúo femenino Bilitis nos deleita con arreglos para dos arpas, de obras bien conocidas de Falla, Ravel, Granados y Montsalvatge. La obra más propicia para este tipo de experimentos sea…

B DuoBilitisL’HEURE ESPAGNOLE

Música para dos harpas y voz

Eva Tebbe, arpa. Ekaterina Levental, mezzosoprano y arpa

Brilliant 9210 DDD 60:11 2010

Sonido: *** / Valoración: ****

Distribuidor: Cat Music

 

De vez en cuando los sellos económicos como Brilliant nos ofrecen, a precio de caña y tapa, propuestas interesantes que nos acercan al repertorio más trillado desde otra mirada. En este caso, bajo el oportuno título de L’heure Espagnole, el dúo femenino Bilitis nos deleita con arreglos para dos arpas, de obras bien conocidas de Falla, Ravel, Granados y Montsalvatge.

La obra más propicia para este tipo de experimentos sea quizá la que abre el disco, la introducción y allegro que Ravel escribiera para exprimir la capacidades del arpa Érard, y que aquí se presenta en una versión para dos arpas realizado por Eva Tebbe, una de las componentes del dúo, con resultados deliciosos. Le sigue un arreglo para arpa sola de la Pieza en forma de habanera del mismo autor francés, que aumenta si cabe el aroma y la gracia del original para voz y piano.

El Ravel de habaneras sigue presente con un otro arreglo de los Sites Auriculaires, en el que naturalmente son dos arpas, en vez de dos pianos, las que nos transmiten con sofisticación todo el encanto de estas dos piezas juveniles.

Con las Siete canciones populares españolas entramos en unos terrenos más arriesgados, ya que la transcripción que ha empleado el dúo, debida al gran arpista francés Carlos Salzedo, añade una sobredosis de preciosismo y elegancia a unas obras a las que la naturalidad y la franqueza instrumental les sientan muy bien. La parte vocal está a cargo de una de las componentes del dúo, la uzbeka Ekaterina Levental, que defiende con inteligencia y una dicción dignísima este repertorio tan folclóricamente español. No acaba aquí su participación vocal, ya que repite en las Cinco Canciones Negras de Montsalvatge, y de nuevo nos convence por estilo y cuidado en el decir. Aquí las arpas perfuman de manera pertinente el ambiente, transportando mágicamente el Caribe al salón francés, en el que también caben los Valses Poéticos de Granados, elegantes, refinados y un punto relamidos en la transcripción que nos revela el dúo.

El virtuosismo está siempre presente en un disco que se escucha solo, y que es muy adecuado también como fondo musical lujoso a sus quehaceres más placenteros.

 

Roberto González