Audioclasica

GLASS

IN THE PENAL COLONY The Music Theatre Wales Ensemble. Michael Rafferty, director. Michael Bennett, Omar Ebrahim, voz ORANGE MOUNTAIN MUSIC OO78 DDD 79:16 2010 Sonido: *** / Valoración: *** Distribuidor: Harmonia Mundi     Calentando motores para el estreno de The Perfect American en el Teatro Real el próximo mes de enero, Orange Mountain Music nos trae una de las óperas de pequeño formato de Philip Glass, sobre un aceptable libreto de Rudolph Wurlitzer que conserva muy buena parte de la peripecia del conocido relato de Kafka conocido entre nosotros como “En la colonia penitenciaria”. Estrenada en Seattle en agosto…

A Glass RaffertyIN THE PENAL COLONY

The Music Theatre Wales Ensemble. Michael Rafferty, director. Michael Bennett, Omar Ebrahim, voz

ORANGE MOUNTAIN MUSIC OO78 DDD 79:16 2010

Sonido: *** / Valoración: ***

Distribuidor: Harmonia Mundi

 

 

Calentando motores para el estreno de The Perfect American en el Teatro Real el próximo mes de enero, Orange Mountain Music nos trae una de las óperas de pequeño formato de Philip Glass, sobre un aceptable libreto de Rudolph Wurlitzer que conserva muy buena parte de la peripecia del conocido relato de Kafka conocido entre nosotros como “En la colonia penitenciaria”.

Estrenada en Seattle en agosto de 2000, el registro recoge la producción acogida por Music Theatre Wales en 2010, de cuyo montaje se nos ofrecen numerosas fotografías que, por lo revelador de la puesta en práctica de las acotaciones escénicas y de la gestualidad sugerida a los intérpretes, hacen desear una posible edición audiovisual; y es que la grabación –pese a la buena prestación vocal, que desde la escena XII cobra mayor empuje dramático, y a la entrega de Rafferty y The Music Theatre Wales Ensemble en la parte instrumental–  parece solo pálido reflejo del universo claustrofóbico invocado por Glass: su estilo frío, desapegado, de gran simplicidad estructural conviene a un argumento en que lo maquinal se configura como ruidoso protagonista (escena VII) frente al desesperado silencio del reo, incapaz de comprender el alcance de un concepto bárbaro y burocrático de justicia.

Un Visitante (tenor), que se escuda en el desconocimiento para conservar su inoperancia, un Oficial conservador (barítono), a medio camino entre la nostalgia y la desesperación, un quinteto de cuerda que sacrifica la diversidad tímbrica y armónica a un ambiente opresivo. Para bien (o para mal), el operista Glass en estado puro…

 

Germán Gan Quesada