Audioclasica

SWEELINCK

OBRA CORAL Netherlands Chamber Choir. Varios directores ETCETERA KTC 1426 DDD 3 CD 1987-90 Sonido: ** / Valoración: *** Distribuidor: Diverdi     Recopilación de los tres CD ya reeditados del Netherlands Chamber Choir con obras vocales de Sweelinck, que, a pesar de estar dirigidas por nada menos que Phillips, Herreweghe, Van Nevel (Paul, no Erik) o Koopman, han acusado el paso del tiempo.  Veinte años no han pasado en balde, y la calidad en su día de estas grabaciones ha palidecido frente a una reciente, mucho más certera, nítida y precisa lectura en el sello Glossa por parte del…

A SweelinckOBRA CORAL

Netherlands Chamber Choir. Varios directores

ETCETERA KTC 1426 DDD 3 CD 1987-90

Sonido: ** / Valoración: ***

Distribuidor: Diverdi

 

 

Recopilación de los tres CD ya reeditados del Netherlands Chamber Choir con obras vocales de Sweelinck, que, a pesar de estar dirigidas por nada menos que Phillips, Herreweghe, Van Nevel (Paul, no Erik) o Koopman, han acusado el paso del tiempo. 

Veinte años no han pasado en balde, y la calidad en su día de estas grabaciones ha palidecido frente a una reciente, mucho más certera, nítida y precisa lectura en el sello Glossa por parte del Gesualdo Consort con Harry Van der Kamp al frente, quien ha acometido la titánica tarea de grabar la integral de la música vocal de Sweelinck en 17 compactos, de los cuales queda pendiente la publicación en nuestro país (tras las obras profanas y las Cantiones sacrae) de la colosal última entrega con los Psalmen Davids con 12 discos. En este triple disco encontramos una selección de motetes, salmos (sin duda, el más exhaustivo trabajo compositivo que Sweelinck realizó) y algunas obras profanas. Sin tratarse de una mala interpretación, la toma de sonido lejana a los cantantes, una técnica vocal un tanto forzada y la falta de equilibrio vocal en el resultado final restan muchos enteros al resultado. Hasta ahora había constituido esta una iniciativa casi única al recibir tradicionalmente la música vocal de Sweelinck una ínfima atención respecto a la destinada a instrumentos de tecla, pero el excelente trabajo realizado el Gesualdo Consort relega inevitablemente esta selección a un segundo plano, que aun así puede recomendarse a quienes quieran degustar una muestra considerable de la música vocal de Sweelinck por un más que módico precio.

 

Jorge Martín Valle