Audioclasica

19.XII.2012. Regalo de Navidad

    París. Théâtre des Champs-Elysées. Temporada 2012/2013    19-XII-2012   DOROTHEE MIELDS, DAMIEN GUILLON, THOMAS HOBBS, PETER KOOIJ. ORQUESTA Y CORO DEL COLLEGIUM VOCALE GENT. PHILIPPE HERREWEGHE, director musical. Johann Sebastian Bach: Weihnachtsoratorium (Cantatas I, II, II y VI BWV 248)   Aforo: 1.905 Asistencia: 99%   La cita parisina de la gira del Collegium Vocale Gent -con el Oratorio de Navidad de Bach- ha sido un gran éxito. Han sido interpretadas cuatro de las seis cantatas que componen el oratorio y el resultado muestra una fluida conexión y un trabajo conducido como una filigrana sobre la partitura. La verdarera…

CVB cuadrada 

 

CVB cuadrada

París. Théâtre des Champs-Elysées. Temporada 2012/2013 

 

19-XII-2012

 

DOROTHEE MIELDS, DAMIEN GUILLON, THOMAS HOBBS, PETER KOOIJ. ORQUESTA Y CORO DEL COLLEGIUM VOCALE GENT. PHILIPPE HERREWEGHE, director musical.

Johann Sebastian Bach: Weihnachtsoratorium (Cantatas I, II, II y VI BWV 248)

 

Aforo: 1.905 Asistencia: 99%

 

La cita parisina de la gira del Collegium Vocale Gent -con el Oratorio de Navidad de Bach- ha sido un gran éxito. Han sido interpretadas cuatro de las seis cantatas que componen el oratorio y el resultado muestra una fluida conexión y un trabajo conducido como una filigrana sobre la partitura. La verdarera protagonista de la velada ha sido la orquesta, al interior de la cual destacamos la sección de vientos-madera, que ha brillado con virtuosismo. El cuarteto de oboes ha resultado notable en la Sinfonía de la Segunda Cantata, y los trompetistas han ofrecido una mágnífica interpretación en los arriesgados pasajes (especialmente los solos para el primer clarín) de la Sexta Cantata. Comparado con la ejecución excepcional de la orquesta, el coro ha aparecido menos brillante; dando a veces una impresión de falta de volumen, aunque la articulación y el fraseo han sido siempre netos y claros. Alguna asimetría con los solistas: el escaso vibrato de Dorothée Mields (soprano) habría ofrecido probablemente un efecto ideal en la acústica de una iglesia, pero aquí daba la impresión de una cierta dureza en los ataques y en las notas tenidas. Peter Kooij (bajo) ha mostrado un cierto cansancio en las vocalizaciones y en los peligrosos saltos con intervalos amplios. De Thomas Hobbs (tenor) hemos apreciado el bello color y el trimbre redondo, no menos que una dicción impecable. Pero la interpretación más conmovedora e impecable ha sido la de Damien Guillon (alto), cuya comprensión del texto y su capacidad de ofrecerlo de manera elocuente ha recogido un entusiasmo unánime.

Barbara Nestola

Crédito: Michiel Hendrickx.