Audioclasica

CAGE

MUSIC FOR AN AQUATIC BALLET Music for Carillon nº6 y otras obras Roberto Fabbriciani, flauta. Jonathan Faralli, percusión BRILLIANT CLASSICS 9284 DDD 68:44 2011 Sonido: *** / Valoración: *** Distribuidor: Cat Music   Apenas pasados los ecos de las celebraciones del centenario de su nacimiento, la figura de John Cage no deja de estar presente en la oferta discográfica. Y al alcance de cualquier bolsillo, si tenemos en cuenta –por no abandonar el sello que edita el registro que comentamos– la presencia en Brilliant desde 2008 de un buen puñado de grabaciones, con el protagonismo de Giancarlo Simonacci, que recorren…

A CageMUSIC FOR AN AQUATIC BALLET

Music for Carillon nº6 y otras obras

Roberto Fabbriciani, flauta. Jonathan Faralli, percusión

BRILLIANT CLASSICS 9284 DDD 68:44 2011

Sonido: *** / Valoración: ***

Distribuidor: Cat Music

 

Apenas pasados los ecos de las celebraciones del centenario de su nacimiento, la figura de John Cage no deja de estar presente en la oferta discográfica. Y al alcance de cualquier bolsillo, si tenemos en cuenta –por no abandonar el sello que edita el registro que comentamos– la presencia en Brilliant desde 2008 de un buen puñado de grabaciones, con el protagonismo de Giancarlo Simonacci, que recorren la obra para piano, con o sin preparación, vocal o camerística del compositor estadounidense.

Esta nueva propuesta nos sitúa de nuevo en la contemplación de la belleza, nada ingenua, de su propuesta poética de encuentros fortuitos e intuiciones deslumbrantes: por ejemplo, la reconstrucción de su Music for an Aquatic Ballet (1938), paisaje sonoro avant la lettre que pone fondo a soñadas coreografías natatorias, o la realización de su proyecto, dedicado a Feldman, Music for Carillon no. 6 (1961), de insospechada carga dramática en las crepitaciones de la percusión y la prospección del registro agudo.

Sonidos reales que deben mucho a la labor de los intérpretes, con la presencia veterana y comprometida de Roberto Fabbriciani, a quien está dedicada Two, para flauta y piano, y que es responsable de la extracción de tres estudios –piccolo, flauta y flauta en Sol– a partir del material de Atlas eclipticalis, más tradicionales en perfil tímbrico y estructura rítmico-melódica; a él se suma, concretando las instrucciones sobre fuentes y acciones sonoras proporcionados por el compositor en la década de los 70, Jonathan Faralli para pergeñar Dialogues, lúdica investigación sobre los límites entre silencio y saturación acústica.

Es, sin embargo, 27’10.554” (1956) la pièce de resistance del programa y una de las más felices elaboraciones del principio aleatorio dominante en la poética de Cage a partir del medio siglo que conocemos en disco en los últimos años: la multiplicidad de incitaciones perceptivas que parte de la cinta pugna con los intentos de establecimiento de pulsos rítmicos en la percusión, creando un espacio para la escucha activa que transita por regiones naturales, mecánicas o urbanas sometidas a continua transmutación y continuamente interferidas por el diálogo entre ambas fuentes sonoras, sin excluir lo escatológico o humorístico.

Germán Gan Quesada