Audioclasica

SPOHR

SINFONÍAS nº 7 y 9 Sinfonía nº7 en Do mayor op.121. Sinfonía nº9 en Si menor op.143 Orchestra della Svizzera Italiana. Howard Shelley, director HYPERION CDA 67802 DDD CD 69:07 2011 Valoración: *** / Sonido: *** Distribuidor: Harmonia Mundi     La explotación del otro sinfonismo, el que no forma parte del repertorio pero es fundamental para entender y completar el panorama orquestal del siglo XIX, es una mina para sellos como CPO, Tudor, Naxos e Hyperion. Lo ofrecido en este compacto son dos sinfonías y una obertura que amplían la integral que Hyperion edita con la obra de Louis…

A SpohrSINFONÍAS nº 7 y 9

Sinfonía nº7 en Do mayor op.121. Sinfonía nº9 en Si menor op.143

Orchestra della Svizzera Italiana. Howard Shelley, director

HYPERION CDA 67802 DDD CD 69:07 2011

Valoración: *** / Sonido: ***

Distribuidor: Harmonia Mundi

 

 

La explotación del otro sinfonismo, el que no forma parte del repertorio pero es fundamental para entender y completar el panorama orquestal del siglo XIX, es una mina para sellos como CPO, Tudor, Naxos e Hyperion. Lo ofrecido en este compacto son dos sinfonías y una obertura que amplían la integral que Hyperion edita con la obra de Louis Spohr (1784-1859), en paralelo a la de CPO.

Tanto la Festmarch como la Introducción que la precede no se apartan de un convencionalismo menor el interés la audición de la cuales radica en ser la primera grabación. Las sinfonías nº 7 y nº 9 son obras ambiciosas en su faceta programática ingenuas en los preceptos y retrogradas en la estética. Tanto que parafrasean Haydn y al lado de las primeras de Schubert, a pesar de la distancia temporal, estas son más modernas y vitales. Las dos que presenta Hyperion en este disco muestran la crisis de la creación sinfónica después de Beethoven y durante los años de los primeros románticos que también afectó a compositores considerados de la vieja escuela durante las décadas de los años 40 y 50. Su línea es de raíces claramente germánicas pero poco dada a la afectación sentimental muy de acuerdo con el espíritu que recibieron el encargo de obras por parte de sociedades de conciertos londinenses. Son obras retrospectivas, con técnicas menos revolucionadas delante de los nuevos horizontes. Por ejemplo, la séptima sinfonía está dividida en 3 movimientos bien proporcionados que contrastan con los seis de la Novena.

Una disparidad que también se encuentra en la voluntad de contraponer una dimensión ética o metafísica del op. 121 delante del topos de la naturaleza y las estaciones de la sinfonía op. 143. Otro contraste es el juego entre dos orquestas de la sinfonía nº 7 (un grupo de once instrumentos de viento con viola y contrabajo ejemplificando el principio divino delante de una orquesta completa representando un principio terrenal) en una obra de preceptos casi pre-clásicos, galantes, en una línea “still” como también experimenta en la obertura op. 126 de resultados igualmente conservadores para la época. Spohr también dedica más tiempo a presentar los temas que ha desarrollarlos.

En conjunto son muestrarios del academicismo romántico, la escuela de Leipzig y de una línea seguida por Ries y Onslow, y heredada por Goetz, Reinecke, Gouvy o Raff. La interpretación de las tres obras es muy buena en la construcción formal, el idiomatismo y el color. No tienen la intensidad de las versiones del sello CPO pero son un buen complemento. La captación del sonido es de cualidad y las notas críticas ofrecen un breve contexto histórico con un análisis asequible de cada obra.

Albert Ferrer Flamarich