Audioclasica

VIVALDI

LA SENNA FESTEGGIANTE La Risonanza. Fabio Bonizzoni, director. Arias Fernández, Oro, Foresti GLOSSA GCD921513 DDD CD 78:12 2011 Sonido: **** / Valoración: **** Distribución: Diverdi     Vivaldi está en pleno auge. El interés por su música vocal excede el marco de las composiciones líricas para abarcar otros géneros, desde las cantatas hasta las serenatas (a medio camino entre las primeras y las óperas). Buen ejemplo es esta La Senna festeggiante, una de las tres serenatas vivaldianas que sobreviven y que ya conocía una grabación referencial de la mano de Rinaldo Alessandrini y su Concerto Italiano (Naïve/2002). La nueva propuesta…

A Vivaldi SennaLA SENNA FESTEGGIANTE

La Risonanza. Fabio Bonizzoni, director. Arias Fernández, Oro, Foresti

GLOSSA GCD921513 DDD CD 78:12 2011

Sonido: **** / Valoración: ****

Distribución: Diverdi

 

 

Vivaldi está en pleno auge. El interés por su música vocal excede el marco de las composiciones líricas para abarcar otros géneros, desde las cantatas hasta las serenatas (a medio camino entre las primeras y las óperas). Buen ejemplo es esta La Senna festeggiante, una de las tres serenatas vivaldianas que sobreviven y que ya conocía una grabación referencial de la mano de Rinaldo Alessandrini y su Concerto Italiano (Naïve/2002). La nueva propuesta de Glossa no es menos competente, y preferir una u otra pasa más bien por una cuestión de gustos –una mezzo o un contratenor para La Virtud– y de preferencias personales respecto a los intérpretes.

La ocasión festiva –el homenaje a Luis XV en su onomástica en 1726; al Cardenal Ottoboni, Protector de los Asuntos de Francia en el Vaticano; y al Conde de Gergy, embajador galo en Venecia– es una excusa para un despliegue brillatísimo de medios e inventiva musical (incluso a pesar de, o precisamente gracias a los autopréstamos y “homenajes”, incluyendo Lully en los toques afrancesados) sin ninguna pretensión de profundidad dramática. Pura propaganda.

Fabio Bonizzoni y La Risonanza están espléndidos en su interpretación vivaz de esta alegoría, resaltando las mejores cualidades de la melodía vivaldiana, la gracilidad y la luminosidad gracias a la claridad y el equilibrio de los planos sonoros. Yetzabel Arias Fernández continúa la senda de la colaboración con Bonizzoni con excelentes resultados, destacando particularmente como Edad de Oro. Martin Oro es uno de los contratenores que pegan más fuerte últimamente gracias a su calidad y capacidad interpretativa. Por su parte Sergio Foresti luce magnífico la agilidad y el agudo, sorteando prudente los cambios de registro que la parte requiere.

 

Raúl González Arévalo