Audioclasica

02.I.2014. Renqueante

    NATIONALTHEATER/BAYERISCHE STAATSOPER 02-I-2014 ANJA HARTEROS; ZORAN TODOROVICH, LUDOVIC TÉZIER, VITALI KOWALJOW, NADIA KRASTEVA, RENATO GIROLAMI. ORQUESTA, CORO Y CORO EXTRA DE LA OPERA DEL ESTADO DE BAVIERA. MARTIN KUSEJ: director de escena. ASHER FISCH: director musical   Verdi: La forza del destino   Aforo: 2.100 Asistencia: 100%   Todo hacía augurar una nueva producción interesante y hasta de campanillas. La primera decepción fue la puesta en escena de Kusej, autor de la escenografía, donde se acumulaban objetos o se veían unos practicables feos e incómodos, con un movimiento del coro errático y cantantes que intentaban hacer buenamente lo…


 

 

NATIONALTHEATER/BAYERISCHE STAATSOPER

02-I-2014

ANJA HARTEROS; ZORAN TODOROVICH, LUDOVIC TÉZIER, VITALI KOWALJOW, NADIA KRASTEVA, RENATO GIROLAMI. ORQUESTA, CORO Y CORO EXTRA DE LA OPERA DEL ESTADO DE BAVIERA. MARTIN KUSEJ: director de escena. ASHER FISCH: director musical

 

Verdi: La forza del destino

 

Aforo: 2.100 Asistencia: 100%

 

Todo hacía augurar una nueva producción interesante y hasta de campanillas. La primera decepción fue la puesta en escena de Kusej, autor de la escenografía, donde se acumulaban objetos o se veían unos practicables feos e incómodos, con un movimiento del coro errático y cantantes que intentaban hacer buenamente lo que se les pedía en medio de incoherencias textuales o situacionales. Fisch es un director correcto pero muy poco inspirado, lo que se comprobó desde el inicio mismo de la obertura y más aún en los borrosos cuadros ‘populares’ (los cantantes no tenían siempre el tiempo necesario para que sus frases tuvieran impacto –el mejor ejemplo fue la carrerilla del Padre Guardián para ordenar la reunión de los monjes). Los cuerpos estables estuvieron bien, pero en otro contexto habrían rendido mucho más. Esta obra es muy difícil y requiere por lo menos cinco (o seis) grandes intérpretes. Hubo dos: la Leonora de Harteros, que debutaba la parte en forma inmejorable cosechando justas ovaciones; don Carlos estuvo a cargo de Tézier, sensacional de color y fraseo (y resistencia). Alvaro debía haber sido Jonas Kaufmann, pero también esta vez hubo –este día al menos- un problema de salud. Es la cuarta vez que veo a Todorovich en la parte: una vez que se le agradece la disponibilidad y la capacidad para llegar hasta el final no se me ocurre otro elemento positivo que destacar. Kowaljow es un buen bajo, pero no tiene el empaque, el volumen en el grave, la proyección que el majestuoso Guardián requiere. Krasteva posee un color oscuro muy interesante y un buen volumen, pero la emisión es dura y rebelde en el agudo (que Preciosilla necesita). Girolami fue eficaz como Melitón pese a que el grave es insuficiente. Los demás cumplieron en la medida en que sus papeles lo requerían (es un decir, porque Francesco Petrozzi parece un buen elemento pero a su Trabuco muy poco le quedó por cantar). Heike Grötzinger era una Curra muy buena aunque demasiado empeñada en empinar el codo gracias a la producción. 

Jorge Binaghi

Crédito: W. Hössl