Audioclasica

La Cenerentola llega al sevillano Teatro de la Maestranza

b7bca45bde7511e36d009c009edb72be

Escena de la llegada de la guardia real durante el primer acto de La Cenerentola. 14,17,19 y 22 de febrero de 2014 a las 20,30 h. El Teatro de la Maestranza de Sevilla acogerá durante este mes cuatro representaciones de La Cenerentola, el clásico melodrama del compositor italiano Gioacchino Rossini con libreto de Jacopo Ferretti. Esta ópera, que fue estrenada por primera vez en el romano Teatro Valle el 25 de enero de 1817, llega ahora a Sevilla de la mano de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla y el Coro de la Asociación de Amigos del Teatro de la…

Escena de la mascarada de ‘La Cenerentola’ .

ALARGADA LACENTEROLA LAMAESTRANZA

Escena de la llegada de la guardia real durante el primer acto de La Cenerentola.

14,17,19 y 22 de febrero de 2014 a las 20,30 h.

El Teatro de la Maestranza de Sevilla acogerá durante este mes cuatro representaciones de La Cenerentola, el clásico melodrama del compositor italiano Gioacchino Rossini con libreto de Jacopo Ferretti. Esta ópera, que fue estrenada por primera vez en el romano Teatro Valle el 25 de enero de 1817, llega ahora a Sevilla de la mano de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla y el Coro de la Asociación de Amigos del Teatro de la Maestranza los días 14,17,19 y 22 de febrero de 2014 a partir de las 20.30 h. Giacomo Sagripanti dirigirá a la orquesta mientras que Iñigo Sampil será el conductor del coro. 

 14,17,19 y 22 de febrero de 2014 a las 20,30 h.

El Teatro de la Maestranza de Sevilla acogerá durante este mes cuatro representaciones de La Cenerentola, el clásico melodrama del compositor italiano Gioacchino Rossini con libreto de Jacopo Ferretti. Esta ópera, que fue estrenada por primera vez en el romano Teatro Valle el 25 de enero de 1817, llega ahora a Sevilla de la mano de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla y el Coro de la Asociación de Amigos del Teatro de la Maestranza los días 14,17,19 y 22 de febrero de 2014 a partir de las 20.30 h. Giacomo Sagripanti dirigirá a la orquesta mientras que Iñigo Sampil será el conductor del coro. 

Con solo 25 años y apenas una temporada después de triunfar con El barbero de Sevilla, Gioachino Rossini (1792-1868) vuelve a poner sobre el escenario su trabajo con La Cenerentola, una ópera cómica divida en dos actos basada en el conocido cuento de La Cenicienta con ligeras variantes: la malvada madrastra es sustituida por un padrastro, Don Magnifico; el Hada madrina es reemplazada por Alidoro, un filósofo y tutor del príncipe; la cenicienta fue descubierta no por su zapato de cristal, sino por su brazalete.

El primer acto comienza en una sala en el castillo de don Magnífico en donde las dos hijas del barón, Clorinda y Tisbe, están ocupadas tratando de satisfacer su vanidad: una ensaya complacida unos pasos de danza; la otra se pavonea delante de un espejo. Ambas están convencidas de poseer un atractivo irresistible. Mientras, su hermanastra Angelina, a quien llaman Cenicienta, está soplando las brasas de la chimenea para hacer café. Obligada a cumplir las órdenes de sus parientes, es ella quien se encarga de todas las faenas domésticas. Para animarse, canturrea una canción y las hermanas, cansadas de oírla, amenazan con golpearla si no deja de cantar. El altercado es interrumpido por una llamada a la puerta. Cenicienta va a abrir y hace entrar a un mendigo que pide caridad. En realidad se trata de Alidoro, el sabio consejero del príncipe Ramiro, que ronda disfrazado de casa en casa para poner a prueba el carácter de las mozas casaderas. Clorinda y Tisbe quieren ponerlo en seguida en la puerta pero Cenicienta le da a escondidas un trozo de pan y café. Cuando Clorinda y Tisbe lo advierten, gritan y pegan a Cenicienta. Alidoro va a correr en su ayuda cuando entran los caballeros de la escolta del príncipe. Han venido a anunciar la llegada de su señor: el príncipe las invitará a un baile en su palacio, donde elegirá a la más hermosa entre las mozas presentes para hacerla su esposa. La sala ha quedado vacía. El príncipe don Ramiro entra con cierta vacilación, disfrazado de escudero. Alidoro le ha dado a entender que en la casa de don Magnífico encontraría una muchacha encantadora y con corazón de oro, que sería la esposa ideal para él y efectivamente es así: don Ramiro queda prendado de Cenicienta, a quien invita al baile, pero sus hermanas y su padrastro harán lo posible para impedir que ésta vaya. El Segundo acto comienza ya en el palacio de don Ramiro, en el momento en que Cenicienta aparece en la mascarada, don Ramiro sabe que es ella, la mujer de la que quedó prendado, y decide poner fin al instante de la mascarada y hace que preparen de inmediato una carroza para buscar a su amada. Don Magnífico intenta impedir por todos los medios que el principe vaya tras  Cenicienta y le revela que en realidad es una criada. Esto no es inconveniente para el principe haga finalmente de Cenicienta su esposa.

El precio de las entradas oscila entre los 40 y los 110 euros dependiendo de la ubicación de la butaca dentro del teatro.

Más información en www.teatrodelamaestranza.es

Ana Belén López