Audioclasica

Adiós a Frühbeck de Burgos

a39a5f0edcfb309f3f9932e4ec0845cb

  Rafael Frühbeck de Burgos al frente de la Orquesta y Coro Nacionales de España, en una imagen de archivo. Adiós a Frühbeck de Burgos  El maestro Rafael Frühbeck de Burgos falleció el pasado miércoles en Pamplona a los 80 años de edad a causa de un proceso canceroso que había obligado a su hospitalización en una clínica de esa ciudad, el pasado 13 de abril, según informó su familia a los medios. Adiós a Frühbeck de Burgos  El maestro Rafael Frühbeck de Burgos falleció el pasado miércoles en Pamplona a los 80 años de edad a causa de un…

Rafael Frühbeck de Burgos al frente de la Orquesta y Coro Nacionales de España, en una imagen de archivo.

 

Rafael Frühbeck de Burgos al frente de la Orquesta y Coro Nacionales de España, en una imagen de archivo.

Adiós a Frühbeck de Burgos 

El maestro Rafael Frühbeck de Burgos falleció el pasado miércoles en Pamplona a los 80 años de edad a causa de un proceso canceroso que había obligado a su hospitalización en una clínica de esa ciudad, el pasado 13 de abril, según informó su familia a los medios.


Adiós a Frühbeck de Burgos 

El maestro Rafael Frühbeck de Burgos falleció el pasado miércoles en Pamplona a los 80 años de edad a causa de un proceso canceroso que había obligado a su hospitalización en una clínica de esa ciudad, el pasado 13 de abril, según informó su familia a los medios.

Frühbeck de Burgos, nacido como Rafael Frühbeck Frühbeck en la ciudad de la que tomó el apellido el 15 de septiembre de 1933, estaba considerado como el director de orquesta español con mayor prestigio internacional desde Ataúlfo Argenta. Actualmente era director titular de la Orquesta Sinfónica de Dinamarca y director emérito de la Orquesta Nacional de España. A lo largo de su carrera dirigió más de un centenar de orquestas en Europa, Japón, Estados Unidos y Canadá, y su talento fue reconocido en estos dos últimos países, donde ha subido al podio de las filarmónicas de Nueva York, Los Ángeles, Filadelfia y las orquestas sinfónicas de Cincinnati, Boston, Pittsburgh, San Luis, Chicago, Toronto y Montreal.

Era conocido como “el incansable”, un apodo que se ganó con su fuerzo y dedicación a lo largo de su carrera. Ha sido el director que más veces se ha puesto al frente de la Orquesta Nacional de España (ONE), nada más y nada menos que 500 veces. Siempre defendió la marca del país que lo vio nacer empezando por la adopción de su nombre artístico: “de Burgos”. El maestro se añadió el”de Burgos” porque al “comisario político” de los años cincuenta le parecía “muy extranjero y casi sospechoso” lo de “Frühbeck Frühbeck”, aunque él hubiera nacido en la ciudad castellana, en la que su padre, un óptico, se había establecido “maravillado” por su clima y a la que llevó a vivir a la que entonces era su novia, además de prima.

Frühbeck, con 110 conciertos de media al año, había conseguido superar la “edad fatídica” para los directores. No le cansaban los viajes y aguantaba conciertos larguísimos sin dar nunca muestras de agotamiento. Hasta que el pasado 15 de marzo sufrió un vahído mientras dirigía a la Sinfónica de Washington, en el Kennedy Center de la capital estadounidense. Frühbeck empezó a mostrar signos de cansancio a las dos horas de dirigir y cuando faltaban diez minutos para que concluyera Pini di Roma, de Respighi. Aunque, apoyado en la barandilla, consiguió concluir la pieza y, posteriormente, recibió la ovación del público que tuvo el placer de ver su última actuación sobre los escenarios. Tras este concierto regresó a España donde fue hospitalizado a causa de un proceso canceroso que le llevó a anunciar su retirada definitiva.

Temprano intérprete de Haydn y Mozart y entregado a “sus” clásicos, de Beethoven a Bach, de Korsakov a Ravel, pasando por Albéniz y Turina -que también ha orquestado-, aquella noche en Wasghington interpretó piezas de Debussy y Rachmaninoff con El amor brujo de Falla como plato fuerte. 

Proyectos que deja el maestro

La Orquesta y Coro Nacionales de España (OCNE), que dirigió entre 1962 y 1978 y de la que es titular emérito anunció el pasado mes el lanzamiento de su sello discográfico con la “magnífica” versión de Carmina Burana. Iba a ser el invitado estrella de la presentación, como lo sería del título que tenía previsto dirigir en el teatro de la Zarzuela, Los diamantes de la corona, de Barbieri, en noviembre, porque su cabeza y su agenda seguían hasta ahora en plena forma, pero el cuerpo, como él dijo recientemente, “ha aguantado hasta donde ha aguantado y Dios ha querido”.

Más información en http://www.musiespana.com/artistas/rafael-fruehbeck-de-burgos/ficha_artista/index.html

Ana Belén López