Audioclasica

26.X.2014. Colaboración forzosa

  Auditorio Nacional de Música de Madrid. Ciclo Sinfónico Orquesta y Coro Nacionales de España. 26-X-2014 ORQUESTAY CORO NACIONALES DE ESPAÑA. CORO DE RADIO TELEVISIÓN ESPAÑOLA. MILOŠ KARADAGLIĆ, guitarra. EWA PODLEŚ, contralto. RAMÓN TEBAR, director. Cristóbal Halffter: Elegías a la muerte de tres poetas españoles Joaquín Rodrigo: Concierto de Aranjuez Sergei Prokofiev: Alexander Nevsky, op. 78 (cantata) Aforo: 2.324 Asistencia: 90%     Variopinto y muy polémico el programa de este nuevo concierto del ciclo Revoluciones de la OCNE, celebrado a la sombra de una tensión inhabitual. El Coro Nacional amenazaba paros con motivo de una reivindicación, según la cual…

 

Auditorio Nacional de Música de Madrid. Ciclo Sinfónico Orquesta y Coro Nacionales de España.

26-X-2014

ORQUESTAY CORO NACIONALES DE ESPAÑA. CORO DE RADIO TELEVISIÓN ESPAÑOLA. MILOŠ KARADAGLIĆ, guitarra. EWA PODLEŚ, contralto. RAMÓN TEBAR, director.

Cristóbal Halffter: Elegías a la muerte de tres poetas españoles

Joaquín Rodrigo: Concierto de Aranjuez

Sergei Prokofiev: Alexander Nevsky, op. 78 (cantata)

Aforo: 2.324 Asistencia: 90%

 

 

Variopinto y muy polémico el programa de este nuevo concierto del ciclo Revoluciones de la OCNE, celebrado a la sombra de una tensión inhabitual. El Coro Nacional amenazaba paros con motivo de una reivindicación, según la cual no se cubren nuevos puestos tras las jubilaciones, resultando el número de miembros insuficiente para abordar determinado repertorio. Pero en virtud de un acuerdo de cooperación firmado con el INAEM, e impidiéndosele secundar la huelga por motivos de solidaridad, el Coro de Radio Televisión Española se vio forzado a actuar, por lo que al final se salvó el concierto. Pero en cierto modo, pues el coro diezmado y descompensado (42 miembros del Coro de RTVE más los 13 miembros del Nacional que no apoyaron los paros) fue insuficiente para una obra de la magnitud del Nevsky, que hace alarde de una orquestación extraordinaria, y por ello el resultado final se resintió de una evidente falta de equilibrio y compenetración. Al término del concierto el respetable se debatía entre los entusiasmados de Ewa Podleś -seguridad expresiva, timbre y emisión inolvidable, una presencia sobrecogedora-, y los que sugerían que bajo estas condiciones debería haberse modificado el programa.

Y ello no sólo respecto a esta segunda parte, que hubo también, en general, notable descontento con la primera. El estreno de la nueva versión de las Elegías de Halffter no aportó gran entusiasmo entre un público que insiste en rechazar las obras de efectos orquestales, recurrente percusión y simbología instrumental, por más que, como en esta ocasión, tanto orquesta como director se entreguen a ellas con precisión y esfuerzo. Todas las expectativas, pues, se encontraban en la nueva promesa del sello Deutsche Gramophone, el guitarrista montenegrino Miloš, llamado a interpretar el Concierto de Aranjuez. Sin embargo la interpretación sufrió las consecuencias de una técnica desigual y de una expresividad un tanto decaída. En efecto, los movimientos extremos pecaron de falta de precisión y de limpieza; y el central se sintió más bien plano en el fraseo, y desconectado entre secciones.

Toda una experiencia este concierto cuyos mayores logros hay que confiárselos, sin duda, a la Cantata de Prokofiev, excepcionalmente dirigida, y ejecutada con maestría por la Orquesta; y al Coro de Radio Televisión Española que, pese a las circunstancias adversas, dio lo mejor de sí en esta incómoda colaboración.

Jorge Baeza Stanicic

Crédito: Andrzej Swietlik

Pie de foto: La contralto polaca Ewa Podleś