Audioclasica

17.I.2015. Llegó, cantó y triunfó

  Bilbao. Palacio Euskalduna. TEMPORADA DE LA ABAO 17-I-2015 ROBERTO ALAGNA, ELENA ZHIDKOVA, ELENA DE LA MERCED, MANUEL LANZA, STEFANO PALATCHI, JON PLAZAOLA, FERNANDO LATORRRE, MARTÍN BARCELONA, SUSANA CERRO. BILBAO ORKESTRA SINFONIKOA. GAUDEAMUS KORALA. DAVID ALAGNA, director de escena. MICHEL PLASSON, director musical.   Jules Massenet:Werther Aforo: 2.124 Asistencia: 94%     El debut de Roberto Alagna en Bilbao había despertado una gran expectación, y no solo en los medios afines a la lírica ya que uno de los diarios de mayor difusión local le había dedicado una doble página. Este hecho, no muy frecuente y más propio de las…

 

Bilbao. Palacio Euskalduna. TEMPORADA DE LA ABAO

17-I-2015

ROBERTO ALAGNA, ELENA ZHIDKOVA, ELENA DE LA MERCED, MANUEL LANZA, STEFANO PALATCHI, JON PLAZAOLA, FERNANDO LATORRRE, MARTÍN BARCELONA, SUSANA CERRO. BILBAO ORKESTRA SINFONIKOA. GAUDEAMUS KORALA. DAVID ALAGNA, director de escena. MICHEL PLASSON, director musical.

 

Jules Massenet:Werther

Aforo: 2.124 Asistencia: 94%

 

 

El debut de Roberto Alagna en Bilbao había despertado una gran expectación, y no solo en los medios afines a la lírica ya que uno de los diarios de mayor difusión local le había dedicado una doble página. Este hecho, no muy frecuente y más propio de las páginas deportivas, muestra el interés por recibir al cantante francés, que se presentaba además con el llamado “Tristán francés”, uno de los papeles más difíciles en la carrera de un tenor. Ciertamente se entregó al público que abarrotaba el Palacio Euskalduna. Desarrolló su interpretación con pasión actoral y vocal metiéndose en ese proceloso mundo del romanticismo exaltado que tan difícil de digerir nos resulta a los materialistas oyentes actuales. Su calidad y seguridad durante todo el desarrollo de la ópera hace disfrutar al público del relato teatral superando esa sútil y frecuente expectación ante cómo el tenor superará tal o cual pasaje. En resumen, no hubo sorpresas, y si la hubo fue por parte de Elena Zhidkova, una excelente Charlotte que dio al protagonista el necesario contrapunto para coronar un Werther para recordar. Entre los otros personajes no hubo fisuras pero es obligado destacar a Elena de la Merced y Manuel Lanza que desde sus papeles estuvieron a la altura de los protagonistas. En cuanto a la escena, muy cuidada, hiperrealista, muy bien iluminada, con calesa y caballo incluido. Una gran producción. Recordando la frase de Alfred Hitchcock “nunca hagas películas con niños, ni con perros…”, quedará para la pequeña historia la anécdota de que en el primer acto, un precioso perro de caza quiso compartir protagonismo vocal con el elenco, que por otra parte superó el trance con naturalidad. En cuanto a los niños, al menos es esta ocasión rectificamos al famoso director de cine ya que la participación infantil a cargo de Gaudeamus Korala, que dirige Julia Foruria, no pudo estar a mayor altura en todas sus intervenciones. Duro trabajo en el foso para la Orquesta Sinfónica de Bilbao a las órdenes del veterano Michel Plasson. Llevó con seguridad la compleja partitura de esta ópera de trazos wagnerianos, que exige continuidad de acción y una permanente atención al mantenimiento de la tensión dramática para que el conjunto no desfallezca. En resumen, una producción espectacular en la que se han conjugado de forma muy afortunada todos lo elementos para recrear el complejo y febril mundo romántico surgido de “Los sufrimientos del joven Werther” de Goethe.

Daniel Garay

Crédito: E. MORENO ESQUIBEL

Pie de foto: Elena Zhidkova y Roberto Alagna en una escena de Werther