Audioclasica

25.I.2015. Tomando medidas

  Auditorio Nacional de Música de Madrid. Ciclo Sinfónico OCNE 25-I-2015 ORQUESTA Y CORO NACIONAL DE ESPAÑA. MARÍA ESPADA, Soprano. BOGNA BARTOSZ, Contralto. TILMAN LICHDI, Tenor. KLAUS MERTENS, Bajo. TON KOOPMAN, director. Johann Sebastian Bach: Misa en Si menor, BWV 232 Aforo: 2.324 Asistencia: 90%     Por fin acude uno al Auditorio Nacional y se encuentra con la primera tentativa de la gerencia para paliar los efectos de mal comportamiento del público. Un cartel advierte en la entrada y en otros puntos estratégicos que está prohibido hacer fotos, con o sin flash, así como mantener encendido cualquier dispositivo electrónico. Sugiere…

 

Auditorio Nacional de Música de Madrid. Ciclo Sinfónico OCNE

25-I-2015

ORQUESTA Y CORO NACIONAL DE ESPAÑA. MARÍA ESPADA, Soprano. BOGNA BARTOSZ, Contralto. TILMAN LICHDI, Tenor. KLAUS MERTENS, Bajo. TON KOOPMAN, director.

Johann Sebastian Bach: Misa en Si menor, BWV 232

Aforo: 2.324 Asistencia: 90%

 

 

Por fin acude uno al Auditorio Nacional y se encuentra con la primera tentativa de la gerencia para paliar los efectos de mal comportamiento del público. Un cartel advierte en la entrada y en otros puntos estratégicos que está prohibido hacer fotos, con o sin flash, así como mantener encendido cualquier dispositivo electrónico. Sugiere también que es preferible no toser, salvo que no se pueda evitar, en cuyo caso recomienda el uso de un pañuelo para amortiguar la intensidad. Aplaudimos la medida, pero lamentamos que haya tenido que venir Daniel Barenboim a reprender a nuestro público (y que toda la prensa se haya hecho eco de esta reprimenda) para que se inicien medidas contra una realidad que se viene denunciando ya hace mucho. Habrá que preguntarse, en cualquier caso, qué piensa un Maestro de la talla de Ton Koopman cuando viene a revivir una de las grandes obras de la Música y se encuentra con que hay que educar al público con cartelitos de colegio. Buena medida, en resumen, pues lo que está mal no debe consentirse. Pero entonces, ¿cómo se consiente, y en silencio, que algunos músicos ensucien el trabajo de los compañeros que se han esforzado en aprender su partitura y en dominar su instrumento, o el de un director que facilita la labor de los músicos indicando claramente cada entrada, cada cambio de matiz, cada línea contrapuntística? Y es que en todo momento vivo de la obra los trompetas estuvieron descompensados con la música, desequilibrados entre ellos, desvinculados del ritmo general, inhábiles en las entradas y, ante todo, desafinados. ¿Y esto se permite? Tampoco el Coro se sintió a la altura de la obra y del director. El Coro Nacional, que se junta y unifica por la reivindicación, rara vez se percibió homogéneo, y en cambio mostró notables desaciertos en la afinación de las cuerdas más agudas. Este es el riesgo de que Ton Koopman dirija la orquesta, pues hace destacar texturas, propone diversidad en la articulación e individualiza a los instrumentos; exige, en definitiva, que su Orquesta esté a la altura del compositor y de la obra. Claro que por esta razón se destacan las intervenciones de los grandes músicos que también abundan en esta formación, y en este sentido es obligatorio aplaudir, de entrada, al contrabajo y al órgano, que mantuvieron el sentir rítmico y armónico sin desfallecer ni un solo momento. Notables también las intervenciones del fagot, oboe, trompa, flauta, violín… todos ellos equilibraron y aumentaron el nivel de la interpretación, y supieron adaptar su cometido en las arias sin permitirse exagerar jerarquías, de lo cual debieron quedar los cantantes muy satisfechos. Correctas en general las voces solistas, pero no en el nivel de excelencia que podría esperarse de quien afronta la Misa en Si menor a las órdenes de Ton Koopman. En suma, y obviando las tachas de las trompetas, sopranos y tenores del coro, una gran interpretación de esta obra magna a las órdenes de uno de los eruditos de su música más reconocidos internacionalmente.  

Jorge Baeza Stanicic

Crédito: www.tonkoopman.nl

Pie de foto: el maestro Ton Koopman, experto en Bach