Audioclasica

Johan Inger y la compañía Nacional de Danza en el Teatro de la Zarzuela

1b9499731f0cfbb7e7f5f5b826330424

El coreógrafo sueco Johan Inger. La Compañía Nacional de Danza actuará en el teatro de la Zarzuela del 9 al 19 de abril con una nueva versión de Carmen Presenta un estreno absoluto del célebre ballet Carmen, con música de Georges Bizet y Rodrión Schedrin, encargado por el director artístico de la CND, José Carlos Martínez, al coreógrafo sueco Johan Inger. El equipo creativo se completa con el iluminador Tom Visser, el modisto David Delfín, el escenógrafo Curt Allen Wilmer y el músico Marc Álvarez que añade sonidos a los “estados de ánimo” de los protagonistas. La Compañía Nacional de…

El coreógrafo sueco Jhon Inger.

El coreógrafo sueco Johan Inger.

La Compañía Nacional de Danza actuará en el teatro de la Zarzuela del 9 al 19 de abril con una nueva versión de Carmen

Presenta un estreno absoluto del célebre ballet Carmen, con música de Georges Bizet y Rodrión Schedrin, encargado por el director artístico de la CND, José Carlos Martínez, al coreógrafo sueco Johan Inger. El equipo creativo se completa con el iluminador Tom Visser, el modisto David Delfín, el escenógrafo Curt Allen Wilmer y el músico Marc Álvarez que añade sonidos a los “estados de ánimo” de los protagonistas.

La Compañía Nacional de Danza actuará en el teatro de la Zarzuela del 9 al 19 de abril con una nueva versión de Carmen

Presenta un estreno absoluto del célebre ballet Carmen, con música de Georges Bizet y Rodrión Schedrin, encargado por el director artístico de la CND, José Carlos Martínez, al coreógrafo sueco Johan Inger. El equipo creativo se completa con el iluminador Tom Visser, el modisto David Delfín, el escenógrafo Curt Allen Wilmer y el músico Marc Álvarez que añade sonidos a los “estados de ánimo” de los protagonistas.

En la memoria están muchas creaciones coreográficas de Carmen, quizá la más emblemática sea la de Alberto Alonso (1967) -el cuñado de Alicia Alonso, quien enseguida daría permiso a la estrella cubana para interpretarlo con el ballet de Cuba- hecha especialmente para la diva del Bolshoi, Maya Plisetskaya. Pero la primera conservada en el repertorio internacional y que en su momento supuso un verdadero avance de ideas –tanto en su concepto escénico como en el talante erótico de su coreografía– fue la de Roland Petit, de 1949, especialmente diseñada para musa, Zizi Jeanmaire, bailarina clásica que después de este gran éxito, se alzó al estrellato del music hall. Ambas ‘cármenes’ siguen hoy muy vivas dentro del repertorio de innumerables compañías de ballet.

El mito de Carmen, inspirado en la novela de Prosper Mérimée, es uno de los ‘caramelos’ que la literatura ofrece a la danza por ser un tema y unos personajes ‘tipos’ de la España romántica, y contener los tópicos que más han calado en el mundo extranjero. Razones para que sus versiones sean miles y hayan sido llevadas a escena en todas las formas de la danza clásica o contemporánea. En danza española, recordemos las de Rafael Aguilar, Antonio Canales, o la celebérrima de Antonio Gades. Y en danza contemporánea, la más lograda obra del catalán Ramón Oller, y sobre todo, la del sueco Mats Ek, todavía con la huella de su intérprete Ana Laguna.

También sueco es el creador de esta nueva versión de Carmen, y lo primero que se preguntó fue ¿y por qué yo? Pero el director lo tenía claro; con él tendría un título que atrae al público y un autor que traerá sorpresa. Inger ya ha colaborado con la CND; Walking Mad –ganadora de varios premios en Suecia– se bailó en este mismo teatro en 2012, y en la temporada siguiente Inger partició en el homenaje al Bolero de Ravel que hicieron junto al Ballet de la Generalitat Valenciana, convidando a varios autores a hacer sus versiones.

John Inger explica que se encontró ante un enorme reto, pero también una gran oportunidad. Su aproximación a este mito universal tendría que aportar algo nuevo. Para ello decidió centrarse en el tema de la violencia, aproximándose a ella a través de una mirada pura y no contaminada… la de un niño. Partiendo de este enfoque, el autor crea un personaje que propicia que seamos testigos de todo lo que pasa a través de sus ojos inocentes, a la vez que contemplamos su propia transformación. “Hay cierto misterio, podría ser un niño cualquiera, podría ser el Don José de niño, podría ser la joven Michaela, o el hijo nonato de Carmen y José. Incluso podríamos ser nosotros, con nuestra primitiva bondad herida por una experiencia con la violencia que, aunque breve, hubiera influido negativamente en nuestras vidas y en nuestra capacidad de relacionarnos con los demás para siempre.”Las pautas marcadas por el coreógrafo a su equipo han sido: sobriedad, atemporalidad, contemporaneidad y “un sutil acercamiento a la década de los 60’s”.

Su idea es crear una nueva Carmen desdoblando y trasladando sus personajes a una especie de equivalente contemporáneo. De esta forma, los militares se acercan a otra forma estética de poder, como podrían ser los ejecutivos. El torero, la estrella de la obra, estaría más cercana a una estrella de cine o de rock.

La biografía del autor explica que comenzó su carrera de bailarín en Suecia pero se trasladó a Holanda fascinado por el estilo de Jiri Kylian y en 1990 ingresó en el Nederlands Dans Theater y allí se inició en la creación. En 2003 le nombran director artístico del Cullberg Ballet de Suecia, vinculado varias décadas al prestigioso Mats Ek y definido por su especial estilo. En los seis años siguientes creó Homeand Home, Phases, In Two, Within Now, As if, Negro con flores y Blanco, entre otras, hasta Point of eclipse (2007) para celebrar el 40 Aniversario del Cullberg Ballet. En 2008 deja la dirección artística de la compañía y se dedica por completo a la coreografía, recibiendo varios prestigiosos premios. Desde 2009 Johan Inger es Coreógrafo Asociado en el NDT y estrena obras también para el Goteborg Ballet de Suecia, el Cullberg, el Basel Ballet de Suiza y el Royal Swedish Ballet en Estocolmo. La última ha sido B.R.I.S.A., 2014 para el Nederlands Dans Theater 2 y The Rite of Spring para el Royal Swedish Ballet en Estocolmo.

Más infoprmación en: http://teatrodelazarzuela.mcu.es/es/

Julia Martín