Audioclasica

20.XI.2015. Un gran barítono

    TOULOUSE. TEMPORADA OPERA. CAPITOLE 20-Xi-2015 LUDOVIC TÉZIER, NINO MACHAIDZE, SAIMIR PIRGU, SERGEI ARTAMONOV, MARIA KATAEVA, DONG-HWAN LEE, CORNELIA ONCIOIU. ORQUESTA Y CORO DEL TEATRO. NICOLAS JOËL: dirección escénica. DANIEL OREN: director musical Verdi: Rigoletto Aforo: 1.161   Asistencia: 100%   El hermoso Capitole cuenta con un público entusiasta que llenaba por completo el teatro (en la entrada, flores, velas y leyendas por los atentados en París). Todos estaban en sus puestos, que es la forma de combatir miedos y terrorismos. La obra de Verdi llegaba en una producción de hace veinticinco o más años, tradicional, poco interesante pero…


 

 

TOULOUSE. TEMPORADA OPERA. CAPITOLE

20-Xi-2015

LUDOVIC TÉZIER, NINO MACHAIDZE, SAIMIR PIRGU, SERGEI ARTAMONOV, MARIA KATAEVA, DONG-HWAN LEE, CORNELIA ONCIOIU. ORQUESTA Y CORO DEL TEATRO. NICOLAS JOËL: dirección escénica. DANIEL OREN: director musical


Verdi: Rigoletto

Aforo: 1.161   Asistencia: 100%

 

El hermoso Capitole cuenta con un público entusiasta que llenaba por completo el teatro (en la entrada, flores, velas y leyendas por los atentados en París). Todos estaban en sus puestos, que es la forma de combatir miedos y terrorismos. La obra de Verdi llegaba en una producción de hace veinticinco o más años, tradicional, poco interesante pero funcional, y cumpliendo a rajatabla los tres actos y cuatro cuadros marcados por Verdi y Piave. Muy buena orquesta (un desajuste ocasional, que no debió ser tomado a la ligera por el responsable) y un coro fervoroso (demasiado en algunos momentos, preparado por Alfonso Caiani) siguieron las indicaciones expertas aunque como de costumbre algo exageradas de Oren (hacía mucho que no veía a un director aplaudir al final de un aria, y aunque tenía razón, espero no volver a verlo). Lo mejor fue, justamente, el personaje principal. Tézier tiene perfectamente dominada la partitura de un rol endiablado como el del bufón, es maestro de matices y tal vez en lo teatral pueda dar más con otra dirección. Fue ovacionado en su gran escena del segundo acto, pero eso no significa que fuera ese su gran momento: su rendimiento fue parejo en toda la velada con cotas emocionantes de fraseo en las escenas con Gilda y en el abrumador final. Machaidze tiene ahora una voz muy grande, oscura y pesada, y a pesar del éxito conseguido, no me parece lo mejor para Gilda: no hubo prácticamente adornos (el trino de ‘Caro nome’ no existió), las muchas ‘messe di voce’ no lo fueron tanto y el agudo resultó notable, pero metálico, a veces explosivo y un par de veces gritado. Pirgu fue un Duque discreto: es joven, pero su fraseo es bastante indiferente, su agudo se adelgaza respecto a los otros registros y termina abriéndose y sencillamente no puede hacer frente a la cabaletta posterior a ‘Parmi veder le lacrime’ (aunque se ejecutara sólo una estrofa; hubiera sido mejor para todos cortarla como se hacía en una época incluso con voces que podían de lejos con ella). El resto fue entre correcto y meritorio, aunque no se entiende que se traiga a Oncioiu para ‘Giovanna’. Muy eficaces ‘Maddalena’ (Kataeva) y ‘Monterone’ (Donh-Hwan Lee), pero insuficiente por la precariedad e inestabilidad de su agudo el ‘Sparafucile’ de Artamonov.

Jorge Binaghi

Crédito: (c) Patrice Nin / Légendes ci-jointes