Audioclasica

6.V.2016 Contemplar el cosmos desde tierra llana

Crédito: Michael Novak
Trío Arbós

12 Mostra Sonora ALESSANDRA ROMBOLÀ, flauta. TRÍO ARBÓS: CECILIA BERCOVICH, violín, JOSÉ MIGUEL GÓMEZ, violonchelo, JUAN CARLOS GARVAYO, piano. Obras de varios compositores.   La Mostra Sonora de Sueca es uno de esos festivales modestos que se dedican a hacer afición. Edición tras edición, y van doce, Voro García, compositor y director artístico, presenta ante un público llano lo más relevante de la creación actual. El conjunto residente es el Ensemble Espai Sonor y entre los intérpretes a los que invita aparecen nombres propios del panorama nacional y figuras de ámbito internacional. Además, la Mostra mantiene una línea de trabajo…

Crédito: Michael Novak Trío Arbós

Crédito: Michael Novak
Trío Arbós

12 Mostra Sonora

ALESSANDRA ROMBOLÀ, flauta. TRÍO ARBÓS: CECILIA BERCOVICH, violín, JOSÉ MIGUEL GÓMEZ, violonchelo, JUAN CARLOS GARVAYO, piano.

Obras de varios compositores.

 

La Mostra Sonora de Sueca es uno de esos festivales modestos que se dedican a hacer afición. Edición tras edición, y van doce, Voro García, compositor y director artístico, presenta ante un público llano lo más relevante de la creación actual. El conjunto residente es el Ensemble Espai Sonor y entre los intérpretes a los que invita aparecen nombres propios del panorama nacional y figuras de ámbito internacional. Además, la Mostra mantiene una línea de trabajo con instituciones académicas de todo el País Valenciano en forma de talleres y clases magistrales celebradas en paralelo a las audiciones vespertinas. En la presente edición el compositor invitado ha sido el suizo Michael Jarrell. De él se han interpretado varias partituras y de su serie Assonances, piezas a solo o para ensemble inspiradas en las Sequenzas de Luciano Berio, se ha tomado el título y el tema del ciclo, celebrado entre el 4 y el 8 de mayo.

En el Centre Cultural Bernat i Baldoví de Sueca, el tercer día de conciertos, el Trío Arbós interpretó la primera de sus obras incluidas en el certamen (última de esta velada): Lied onhe Worte (2012). Unos momentos antes, a cielo raso y a pocos metros de distancia, en el Espai Joan Fuster, la flautista italiana Alessandra Rombolà cautivó al público asistente con cuatro de las piedras miliares del repertorio contemporáneo para su instrumento: Density (1936) de Edgar Varèse, Eridsein (1995) de Alberto Posadas, Wieder ein mitternächtige Tag (2015) de Lula Romero (estreno mundial) y Fluchtlinien (2015) de Henrik Denerin (estreno en España). Pese a su brevedad su intervención fue extremadamente comunicativa, producto de la sencillez con la que aborda piezas tan complicadas y una técnica depuradísima.

Lied onhe Worte recurre a la idea surgida en la música centro-europea con las piezas para piano de Mendelsohn. Aunque ambos lenguajes están tremendamente alejados, un asomo de expresividad aparece en la partitura de Jarrell, la cual se difumina finalmente en las sonoridades graves del conjunto. El tratamiento melódico muta aquí en interesante estudio de texturas y superposición de armónicos con atención al juego tímbrico. El piano desarrolla algunas veces el rol de soporte de los instrumentos que “cantan” células repetitivas. La pieza guarda ciertas concomitancias con lo contemplativo del dúo para violín y piano de igual título compuesto por Heinz Holliger (también suizo y brillante oboísta). El Trío fue delicado y minucioso. La primera sección sonó cristalina y con paciente calma el pasaje central.

En esa misma línea expresiva había sonado el Trío nº 3, Romántico, de Roberto Sierra, el cual comienza con la indicación “Con profunda expresión”. El Klaviertrio madrileño es conocedor de las emociones que el puertorriqueño vierte en sus partituras: es dedicatario de algunas de ellas e incluyó sus tres tríos en un compacto editado por Naxos (2011). Recientemente, ha estrenado su Triple concierto en el Teatro Monumental de Madrid con la Orquesta de RTVE. Por su parte, Juan Carlos Garvayo acaba de presentar el hermoso e íntimo disco Boleros y Montunos también con música de Sierra. La partitura es muy atractiva y en manos del Trío resultó de impecable factura, intensa, evocadora y melancólica en su tercer movimiento: “Con gran sentimiento, como un ‘Bolero’”.

El concierto fue iniciado con Tierkreis (1974-75) de Karlheinz Stockhausen. El propio autor la había adaptado para diferentes instrumentos a solo o pequeños formaciones, pero no para trío con piano. La versión es fruto de la colaboración entre el Trío Arbós y  Bryan J. Wolf, asistente personal como ingeniero del compositor desde 1998. Fue estrenada en Teatro Piccolo Arsenale de Venecia dentro de la 57ª edición del festival de música contemporánea como parte de la Bienal de 2013. La lectura fue introspectiva: doce pequeñas melodías desnudas, casi celulares, conforman un todo conceptualmente compacto y perfectamente ensamblado para mostrar la pequeñez del hombre asomado al cosmos. La compenetración entre Bercovich, Gómez y Garvayo produjo sonoridades delicadas y muy bellas. Cada uno de los signos del zodíaco fue dicho como aguardando al siguiente hasta llegar a cerrar el círculo.

DANIEL MARTÍNEZ BABILONI