Audioclasica

22.VI.2016. Un nuevo Méphisto

1_TOULOUSE_06-22-2016

CAPITOLE DE TOULOUSE – TEMPORADA OPERA 22-VI-2016. ALEX ESPOSITO, TEODOR ILINCAI, ANITA HARTIG, JOHN CHEST, MAITE BEAUMONT, CONSTANCE HELLER y RAFAL PAWNUK. ORQUESTA Y CORO DEL TEATRO. NICOLAS JOËL: dirección escénica. CLAUS PETER FLOR: director musical. Charles Gounod: Faust. Aforo:1161. Asistencia: Aforo completo Sin el ballet, por el resto completa, volvió Faust al Capitole. La versión, de 2009, de Joel, es architradicional con alguna innovación no siempre bien resuelta (los movimientos del coro , o la falta de los mismos, el recurso abusivo a la varita mágica –un rojo abanico, cosa que ya se ha visto- del diablo; o que…

foto

CAPITOLE DE TOULOUSE – TEMPORADA OPERA

22-VI-2016. ALEX ESPOSITO, TEODOR ILINCAI, ANITA HARTIG, JOHN CHEST, MAITE BEAUMONT, CONSTANCE HELLER y RAFAL PAWNUK. ORQUESTA Y CORO DEL TEATRO. NICOLAS JOËL: dirección escénica. CLAUS PETER FLOR: director musical.
Charles Gounod: Faust.
Aforo:1161.
Asistencia: Aforo completo


Sin el ballet, por el resto completa, volvió Faust al Capitole. La versión, de 2009, de Joel, es architradicional con alguna innovación no siempre bien resuelta (los movimientos del coro , o la falta de los mismos, el recurso abusivo a la varita mágica –un rojo abanico, cosa que ya se ha visto- del diablo; o que el coro celestial del final lo cante el coro de burgueses que ha intervenido antes) y una noche de Walpurgis que Cecil B. de Mille habría hecho mejor en 1940.
Tampoco intentó atenuar el desequilibrio entre los principales, porque si Esposito es un animal de teatro que no encontró ningún obstáculo en todos los que tiene Mefistófeles (no cayó en la trampa de querer emular ejemplos famosos del pasado que hacían al rol mucho más ‘malvado’ y monolítico –y eso que debutaba la parte), o si Hartig es una buena Margarita en lo escénico y sensacional en lo vocal (el timbre no es maravilloso y el sector agudo es claramente lo mejor), ni Chest (un Valentín absolutamente bisoño en lo escénico y limitado en lo vocal), ni Ilincai (desmañado en escena y cantando cualquier otra cosa que en estilo francés, forzando centro y grave y abriendo y lanzando agudos explosivos) estuvieron a la altura de sus respectivos cometidos.
Bien los comprimarios, entre los que destacó la Marthe de Heller, aunque Beaumont estuvo más que correcta como Siebel (pero creo mejor una soprano para la parte). El coro, preparado por Alfonso Caiani, ofreció una buena muestra y aunque el canto fue en general ‘musculoso’ supo recoger las velas en los momentos íntimos. Flor no pareció interesado en las finezas de la partitura y aunque la orquesta del Teatro está en buena forma prefirió la brocha gorda al pincel salvo en algún momento aislado. Mucho éxito al final.

Jorge Binaghi

Crédit photo : Davis Herrero / légendes ci-jointes.