Audioclasica

11.08.2016 El Rossini prerromántico

Crediti: Studio Amati Bacciardi

PESARO. FESTIVAL. ADRIATIC ARENA JUAN DIEGO FLOREZ, SALOME JICIA, MICHAEL SPYRES, VARDUHI ABRAHAMYAN, MARKO MIMICA, RUTH INIESTA, FRANCISCO BRITO. CORO Y ORQUESTA DEL TEATRO COMUNALE DI BOLOGNA. DAMIANO MICHIELETTO: dirección escénica. MICHELE MARIOTTI: director musical. Rossini: La donna del lago Aforo: 1200 (aprox.). Asistencia: 100% Una versión musical de referencia, y una teatral interesante pero, como suele ocurrir con el inteligente Michieletto, con ideas más de una vez arbitrarias (ni el poema de Scott, ni menos aún el libreto, y desde luego no la música admiten demasiado ciertos retorcimientos del argumento, pero aunque se acepten en aras de la ‘modernización’,…

Crédito: Studio Amati Bacciardi

Crédito: Studio Amati Bacciardi

PESARO. FESTIVAL. ADRIATIC ARENA

JUAN DIEGO FLOREZ, SALOME JICIA, MICHAEL SPYRES, VARDUHI ABRAHAMYAN, MARKO MIMICA, RUTH INIESTA, FRANCISCO BRITO. CORO Y ORQUESTA DEL TEATRO COMUNALE DI BOLOGNA. DAMIANO MICHIELETTO: dirección escénica. MICHELE MARIOTTI: director musical.

Rossini: La donna del lago

Aforo: 1200 (aprox.). Asistencia: 100%

Una versión musical de referencia, y una teatral interesante pero, como suele ocurrir con el inteligente Michieletto, con ideas más de una vez arbitrarias (ni el poema de Scott, ni menos aún el libreto, y desde luego no la música admiten demasiado ciertos retorcimientos del argumento, pero aunque se acepten en aras de la ‘modernización’, resulta menos aceptable que las arias se conviertan en una superación constante de obstáculos –además de los vocales, quiero decir- escénicos).

Mariotti a estas alturas no es una sorpresa: probablemente sea el mejor director (italiano o no italiano) de Rossini, serio o cómico. La orquesta le respondió de modo memorable y fue excelente la prestación (también escénica) del coro del Teatro Comunale, preparado como siempre por Andrea Faidutti. Magníficas las luces de Alessandro Carletti (lástima que fuera casi siempre de noche, cuando todo pasa casi siempre de día), bellos y/o apropiados a lo que pide el director escénico los decorados de Paolo Fantin y los trajes de Klaus Bruns. Flórez estuvo magnífico aunque la voz esté algo más seca (más que oscura) y un punto más rígida, pero este es sin duda su repertorio de elección y el personaje del rey le va como un guante. Spyres –pese a un agudo valiente pero ingrato y de volumen más pequeño- rozó lo memorable como Rodrigo, en especial por su espectacular extensión en el grave y su interpretación feroz. Jicia se demostró una elección bien motivada (no sé en otros papeles, en particular en el grave, y hubo un par de notas bruscas en el agudo, pero aquí funcionó muy bien). Abrahamyan es lo mejor que ha hecho en este Malcolm tras su gran Cornelia haendeliana en París: ciertamente falta caudal y belleza en el extremo grave, pero se defiende honorablemente y en el resto de la tesitura compensa sobradamente. Mimica canta Douglas en un modo que permite comprender por qué el papel se considera protagonista y no comprimario: excelente. Discreta Iniesta en Albina y muy bien Brito en Serano y Bertram. Una palabra de admiración para los dos actores que interpretaban a los ancianos Elena y Malcolm, aunque la idea de –además- hacer que interactúen también con los ‘recuerdos’ es más que opinable, pero no sus interpretaciones. Giusi Merli y Alessandro Baldinotti.

Público en éxtasis.

Jorge  Binaghi