Audioclasica

12.VIII.2016 Festival Joven

Crédito: Studio Amati Bacciardi

PESARO Festival Joven FESTIVAL. TEATRO ROSSINI LUCREZIA DREI, AURORA FAGGIOLI, MARINA MONZÓ, LARISSA ALICE WISSEL, XABIER ANDUAGA, YASUHIRO YAMAMOTO, OGULCAN YILMAZ, GIANLUCA LENTINI, WILLIAM HERNÁNDEZ, MAHARRAM HUSEYNOV. ORQUESTA SINFÓNICA ROSSINI. EMLIO SAGI: dirección escénica. GABRIEL BEBESELEA: director musical. Rossini: Il viaggio a Reims Aforo: 860. Asistencia: 100% No había podido nunca ver el espectáculo que desde 2001 es la ‘prueba final’ de la Academia para jóvenes cantantes. La puesta en escena de Sagi (reposición a cargo de Elisabetta Courir) es ágil y con pocos elementos logra dar la idea de esta tan peregrina cantata escénica. La dirección de Bebeselea no…

Crédito: Studio Amati Bacciardi

Crédito: Studio Amati Bacciardi

PESARO

Festival Joven

FESTIVAL. TEATRO ROSSINI

LUCREZIA DREI, AURORA FAGGIOLI, MARINA MONZÓ, LARISSA ALICE WISSEL, XABIER ANDUAGA, YASUHIRO YAMAMOTO, OGULCAN YILMAZ, GIANLUCA LENTINI, WILLIAM HERNÁNDEZ, MAHARRAM HUSEYNOV. ORQUESTA SINFÓNICA ROSSINI. EMLIO SAGI: dirección escénica. GABRIEL BEBESELEA: director musical.

Rossini: Il viaggio a Reims

Aforo: 860. Asistencia: 100%

No había podido nunca ver el espectáculo que desde 2001 es la ‘prueba final’ de la Academia para jóvenes cantantes. La puesta en escena de Sagi (reposición a cargo de Elisabetta Courir) es ágil y con pocos elementos logra dar la idea de esta tan peregrina cantata escénica. La dirección de Bebeselea no pasará a la historia, pero salvo algún desequilibrio con el escenario resultó correcta. La obra es larga y puede provocar aburrimiento en algunos pasajes, sobre todo si no están bien resueltos. Esto casi nunca sucedió aunque, forzosamente, el nivel de la interpretación no fue parejo. Hay algún cantante modesto pero de gran fuerza cómica (El Antonio de Stefano Marchisio), Hernández puede perfectamente con Trombonok, Huseynov con don Alvaro (a ambos, en especial al segundo, no es que se les pida much), hay momentos de canto interesantes en la difícil aria de Lord Sidney (Yilmaz), mientras que Lentini apenas puede (poca voz, no demasiado fiato) con don Profondo. Las cosas bajan a niveles peligrosos con el Libenskof de Yamamoto. Pero las damas son en conjunto buenas, la más ‘estable’ es Monzó (Folleville) aunque también ella como sus otras dos colegas sopranos, Corinna (Drei) y Madama Cortese (Wissel), exhibe un extremo agudo susceptible de mejora, y todas son muy desenvueltas. La Melibea de Faggioli exhibe un timbre interesante y de buen volumen pero algo opaco, y también ella es buena actriz (el nivel de todos en este aspecto es muy alto). Pero si por algo quedará en mi recuerdo esta representación es por el Belfiore de Anduaga, un tenor que sin duda tiene aún trabajo por delante pero exhibe un timbre, una técnica, un porte y un desenfado que esperemos ver realizados plenamente dentro de muy poco tiempo. El público fue agradecido con todos, pero también él pareció preferir a este jovencísimo cantante.

Jorge  Binaghi