Audioclasica

24-III-2017 Berlioz reivindicado

Crédito: © Jean-François Leclercq
El director Philippe Jordan

PARÍS TEMPORADA OPERA. PALAIS GARNIER STEPHANIE D’OUSTRAC, PAUL APPLEBY, SABINE DEVIEILHE, FLORIAN SEMPEY, AUDE EXTRÉMO, LAURENT NAOURI, FRANÇOIS LIS. CORO Y ORQUESTA DEL TEATRO. STEPHEN TAYLOR: dirección escénica. PHILIPPE JORDAN: director musical Berlioz: Béatrice et Bénédict Aforo:1.900. Asistencia: 100% La ópera de Berlioz hoy menos conocida se representa en general tímidamente en forma de concierto. Y cada vez es un éxito, pero no lo bastante como para que permanezca en el repertorio. El último verano pasó en forma escénica por el Festival de Glyndebourne en un país que ha sido mucho más receptivo a Berlioz que el suyo propio. Ahora,…

Crédito: © Jean-François Leclercq El director Philippe Jordan

Crédito: © Jean-François Leclercq
El director Philippe Jordan

PARÍS

TEMPORADA OPERA. PALAIS GARNIER

STEPHANIE D’OUSTRAC, PAUL APPLEBY, SABINE DEVIEILHE, FLORIAN SEMPEY, AUDE EXTRÉMO, LAURENT NAOURI, FRANÇOIS LIS. CORO Y ORQUESTA DEL TEATRO. STEPHEN TAYLOR: dirección escénica. PHILIPPE JORDAN: director musical

Berlioz: Béatrice et Bénédict

Aforo:1.900. Asistencia: 100%

La ópera de Berlioz hoy menos conocida se representa en general tímidamente en forma de concierto. Y cada vez es un éxito, pero no lo bastante como para que permanezca en el repertorio. El último verano pasó en forma escénica por el Festival de Glyndebourne en un país que ha sido mucho más receptivo a Berlioz que el suyo propio. Ahora, dos de esos intérpretes llegaron para una única función con ‘puesta en espacio’ (o sea, una versión de concierto con la orquesta en el foso, vestidos no sólo de noche y buena interacción entre los artistas, que incluían cuatro actores de teatro que aportaron su buen hacer al resultado final). La única función fue un éxito total, con teatro lleno, como el Shakespeare visto a través de Berlioz merece. Pero me temo que de todos modos no se vuelva a dar –en ningún formato- en mucho tiempo…

La dirección de Jordan fue muy buena, muy chispeante, como corresponde, y con los matices que texto y música piden. La orquesta le respondió en todo, y el coro preparado como siempre por José Luis Basso estuvo impecable.

Los protagonistas eran d’Oustrac y Appleby. Ella es una excelente actriz y buena cantante, de magnífica articulación, musical aunque de agudos tirantes. El es una típica voz de tenor ‘sajón’ (nacido en los Estados Unidos), algo blanquecina y con notas fijas, pero buena técnica y dicción, y está claro que conoce el personaje.

En lo estrictamente vocal la prestación más deslumbrante provino de Devieilhe, la nueva coloratura francesa que todos desean oír. Es simpática, atractiva, y, sobre todo, tiene una seguridad pasmosa aunque el timbre es algo impersonal. Del resto de los cantantes, Lis y Sempey tuvieron poco que hacer y lo hicieron bien, mientras que Extrémo, en una parte que no es larga pero sí difícil, presentó una muy buena Ursule pese a que se trate más de una mezzo que de una contralto. Mención aparte para el ridículo Somarone, que por una vez no fue una patochada sino un rol cómico y crítico bien presentado en todas sus facetas, no sólo vocales, por Naouri.

Jorge Binaghi