Audioclasica

8-VII-2017 Música de músicos extremos

sanbeat

Valencia  XXI Festival de Jazz. Palau de la Música. Sala Iturbi SEDAJAZZ BIG BAND. JESÚS SANTANDREU y JACK WALRATH, directores. Jesús Santandreu: Compendium. Jack Walrath: temas de  You Got My Wife, But I Got Your Dog  Aforo: 1.817 Asistencia: 75 % El colectivo Sedajazz cumple veinticinco años dedicados a promover la música de jazz en todas sus facetas: seminarios, ediciones, sello discográfico propio, festivales, escuela y los más variados combos. Ha alentado carreras internacionales como las de Perico Sambeat, David Pastor o Albert Sanz, entre muchas otras. El propio Sambeat comandaba la sección de saxos de la Sedajazz Big Band en…

sanbeat

PIE DE FOTO: Sedajazz Big Band dirigida por Jesús Santandreu. XXI Festival de Jazz Palau de la Música. Créditos: Eva Ripoll.

Valencia

 XXI Festival de Jazz. Palau de la Música. Sala Iturbi

SEDAJAZZ BIG BAND. JESÚS SANTANDREU y JACK WALRATH, directores.

Jesús Santandreu: Compendium. Jack Walrath: temas de  You Got My Wife, But I Got Your Dog

 Aforo: 1.817 Asistencia: 75 %

El colectivo Sedajazz cumple veinticinco años dedicados a promover la música de jazz en todas sus facetas: seminarios, ediciones, sello discográfico propio, festivales, escuela y los más variados combos. Ha alentado carreras internacionales como las de Perico Sambeat, David Pastor o Albert Sanz, entre muchas otras. El propio Sambeat comandaba la sección de saxos de la Sedajazz Big Band en este concierto. Y es que, para festejar tal evento, el conjunto insignia del colectivo estuvo plagado de figuras: Alexey León, Vicente Macián, Voro García, Pepe Zaragoza, Toni Belenguer, Carlos Martín, Ales Cesarini, Felip Santandreu, Alberto Palau o Blanco “Latino”, entre otros. El programa contó con dos partes bien diferenciadas. En la primera se presentó la obra de Jesús Santandreu, Compendium, estrenada por la Andalucía Big Band el pasado marzo. Él mismo la dirigió. En la segunda, Jack Walrath condujo un fructífero encuentro entorno a alguno de sus arreglos.

Santandreu es otro de los nombres señeros del jazz valenciano con proyección internacional. Es saxofonista y compositor adentrado también en la música para banda. Según explicó Blanco “Latino”, Compendium está pensada para la Sedajazz Big Band. Para los músicos que la integran. Sin embargo, a pesar de contar con grandes virtuosos, ninguno cuenta con un solo. Únicamente, hacia el final, se descuelga un breve floreo de la guitarra de Iván Cebrián. Es un concierto para big band, de unos cincuenta minutos de duración, que huye de cierto aire melancólico que rodea a este tipo de formaciones, aunque por algún rincón se cuela de vez en cuando aquel melifluo vaivén bailable. Sus sonoridades son poderosas a la vez que caleidoscópicas, un tanto saturadas debido a la acústica de la sala al ser amplificadas. Tras una compacta introducción, un breve tema enunciado en ella se convierte en un leitmotiv orgánico que muda progresivamente para dar continuidad y sentido a una escritura torrencial, espontánea y llena de ideas, con algún toque funky, hasta alcanzar un prolongado clímax en el que el director acabó dando saltos y el público puesto en pie.

Para encontrar algo parecido, tal vez habría que acudir a las formas extensas y a la complejidad constructiva de Duke Ellington. O a la integración de estilos y texturas del swing progresivo del Stan Kenton, en el que prácticamente tampoco hay espacio para solos. Así, en la obra se alternan secciones homofónicas a tutti con enérgicos riffs de las diferentes cuerdas y un pasaje nocturno swingueante. Numerosas capas se superponen para formar una compleja textura y todo ello es sobrevolado por la imaginativa percusión de Carlos Llidó, quien unas veces pone el necesario toque de sofisticación y otras un sutil aroma a fusión. Las trompetas estuvieron brillantes al coronar cada una de las cumbres expresivas. Para hacernos una idea de cómo es Compendium hay que citar al propio compositor: “música extrema”.

Seguidamente, Walrath fue presentado como continuador de Charles Mingus. Fue su último trompetista y contribuyó con algunos arreglos en sus últimos discos. Cuando el contrabajista murió en 1979, éste cogió el testigo como líder de los conjuntos de la Mingus Dinasty, administrada por su viuda. Con un aire entre pensativo y distraído, pero muy efectivo, dirigió cinco de sus arreglos para la Upper Austrian Jazz Orchestra de 1999. Son unos temas grabados por ambos durante un tour en el año 2000 y recogidos en You Got My Wife, But I Got Your Dog (Universal Music, 2002). El disco incluye “Sketch nº 3”, una pieza transcrita por Walrath a partir de unas grabaciones en las que Mingus cantaba, ya que no era capaz de tocar y escribir a causa del ELA. En ella la orquesta valenciana demostró flexibilidad rítmica y lirismo. Toda la segunda parte del concierto fue una jam al uso. Los solistas se pudieron lucir tanto en improvisaciones individuales como en alguna colectiva muy potente (otra aportación del contrabajista). El trompetista tocó en un par de ellos.

Por último, cabe recordar que Walrath no es un desconocido para estos músicos. Además de colaborar con David Pastor en pasadas ediciones de este mismo festival, a mediados de la década de 1980 fue invitado por el grupo A-free-k del Taller de Musics. De él formaron parte Perico Sambeat, presente en el escenario, además de los también valencianos Eladio Reinón y Ramón Cardo, recién llegados a Barcelona e igualmente vinculados al colectivo Sedajazz. Desde aquel entonces, músicos extremos como todos los escuchados.

DANIEL MARTÍNEZ BABILONI