Audioclasica

24-X-2017 Al servicio de Verdi

copyright ABAO-E. MORENO ESQUIBEL. De izquierda a derecha Mika Kares, Aquiles Machado y Marta Torbidoni

BILBAO TEMPORADA DE LA ABAO. Palacio Euskalduna MACHADO, TORBIDONI, STOYANOV, KARES, SANABRIA, MAGOULAS, NUÑEZ. BILBAO ORKESTRA SINFONIKOA. CORO DE LA ÓPERA DE BILBAO. LEO MUSCATO, director de escena. MIGUEL ÁNGEL GÓMEZ MARTÍNEZ, director musical. Giuseppe Verdi: I Masnadieri Aforo: 2124  Asistencia: 75 % De forma recurrente se habla de crisis de voces verdianas, generalización que nos invita a alguna reflexión. Es evidente que resultará muy difícil encontrar en determinado momento una equilibrio de roles supuestamente ideales para cada representación. En el mundo de la ópera, como en cualquier otro campo, hay un continuo recambio de personas, corrientes estéticas y, quizá…

copyright ABAO-E. MORENO ESQUIBEL. De izquierda a derecha Mika Kares, Aquiles Machado y Marta Torbidoni

copyright ABAO-E. MORENO ESQUIBEL. De izquierda a derecha Mika Kares, Aquiles Machado y Marta Torbidoni

BILBAO

TEMPORADA DE LA ABAO. Palacio Euskalduna

MACHADO, TORBIDONI, STOYANOV, KARES, SANABRIA, MAGOULAS, NUÑEZ. BILBAO ORKESTRA SINFONIKOA. CORO DE LA ÓPERA DE BILBAO. LEO MUSCATO, director de escena. MIGUEL ÁNGEL GÓMEZ MARTÍNEZ, director musical.

Giuseppe Verdi: I Masnadieri

Aforo: 2124  Asistencia: 75 %

De forma recurrente se habla de crisis de voces verdianas, generalización que nos invita a alguna reflexión. Es evidente que resultará muy difícil encontrar en determinado momento una equilibrio de roles supuestamente ideales para cada representación. En el mundo de la ópera, como en cualquier otro campo, hay un continuo recambio de personas, corrientes estéticas y, quizá lo más importante, un público que requiere nuevas sensaciones, cambiantes en su recepción según el lugar, tradiciones, ambiente cultural etc. Para algunos estudiosos de la ópera, el canto verdiano actual está muy homogeneizado y en cierto modo vulgarizado. Sirva este preludio para decir que no tuvimos esa sensación en esta representación de I Masnadieri.  El Massimiliano del finlandés Mika Kares se mostró como el contundente bajo esperado para la ocasión. Bellísima voz, excelente línea de canto y teatralidad. Vladimir Stoyanov como Francesco no le anduvo a la zaga. Barítono sólido y definitivamente verdiano con los parámetros al uso. Aquiles Machado en su Carlo mostró un canto generoso y veraz pero quizá le faltó un poco la tensión y fuerza requerida en algunos momentos. Bueno, la voz, ese delicado instrumento que vive con el intérprete y goza y sufre con él frente a una partitura de la máxima exigencia. María Torbidoni, joven soprano italiana con una gran voz que supo utilizar muy bien en su difícil rol de Amalia. En su verdiano debut en Bilbao gustó mucho al entendido público local, definitivamente inmerso en el proyecto TUTTO VERDI, que alcanza con esta producción su duodécima edición. Miguel Ángel Gómez Martínez, experto en este repertorio, sacó lo mejor de una nutrida Sinfónica de Bilbao con un sonido espectacular. El solo de violoncello del preludio merece una mención especial. Vaya nuestra enhorabuena para el gran trabajo individual y colectivo. Sirva este elogio también para el coro, elemento esencial para el discurso musical. Sonido compacto y con una fluidez rítmica que ya sabemos lo difícil que resulta conseguir en grandes espacios como el del Palacio Euskalduna. La escenografía de Federica Parolini, la iluminación de Alessandro Verazzi y la dirección escénica de Leo Muscato, todos debutantes en ABAO, estuvieron definitivamente al servicio del drama, con soluciones originales e imaginativas pero sin estridencias. En definitiva, arranca la temporada de la ABAO con una obra poco representada en general pero mostrada aquí con sus mejores ropajes vocales y escénicos para recuperarla en todo esplendor.

Daniel Garay